26.1 C
Caracas
miércoles, 2 diciembre, 2020

Médicos del Sur del Lago exigen gasolina para atender pacientes con COVID-19

Unos 40 profesionales de la salud se ven afectados porque no son incluidos dentro de los sectores priorizados para abastecer sus unidades con combustible en medio de la pandemia

-

San Carlos de Zulia.- Un total de 40 médicos manifestaron que no son atendidos por los dueños de gasolineras ni por las autoridades militares tanto de la zona Sur del Lago del estado Zulia como del eje panamericano del estado Mérida, aún cuando atienden pacientes en medio de la contingencia por el COVID-19.

Arnoldo Rondón, de 64 años y médico general, manifiesta que ha debido permanecer hasta 13 días en una cola para que le despachen sólo 20 litros. “Esa gasolina sólo me alcanza para ir hasta dos poblaciones. Acá el problema es que no somos incluidos como un sector prioritario y la realidad es que hay mucho COVID-19 de casos confirmados y por confirmar”, señaló vía telefónica este miércoles, 29 de octubre a El Pitazo. El galeno radica en Nueva Bolivia, estado Mérida y debe desplazarse hasta seis caseríos a visitar a personas con síntomas asociados al nuevo coronavirus.

En igual situación está Haidee Barroso de Castillo. La anestesiólogo con 41 años de servicio, manifiesta que recién superó el coronavirus en la ciudad de Maracaibo y retornó hace tres semanas al Sur del Lago, donde labora en tres centros asistenciales públicos y privados en Caja Seca (municipio Sucre del estado Zulia), así como en Tucaní y Arapuey, que son de municipios merideños.

“Ya no hay manera de que nos despachen. La última vez que llenaron mi tanque el guardia nacional me humilló”, contó la profesional de la salud. Dice que debido a su condición como enferma y no como médico ha podido despachar sólo una cuota mínima.

LEE TAMBIÉN

Cumaná | Médicos y enfermeras caminan hasta los hospitales por falta de gasolina

- Advertisement -

Afirma que deben cancelar en el mercado negro hasta 25 dólares para no dejar de laborar. Dice la médico que lleva dos meses con el cupo del biopago sin usar. “Me echaron sólo 30 litros la primera ocasión de resto no he podido usarlo. A los médicos de esta zona los militares nos dicen que tenemos que hacer cola como los demás y nosotros estamos atendiendo una emergencia sanitaria mundial. Esto pasa en Mérida y en Zulia”, acota.

Las estaciones de servicio El Toro, así como la Latino y El Carmen, ubicadas en ese eje, son las más engorrosas, según manifiestan los galenos consultados por El Pitazo. En ocasiones deben trasladarse hasta Sábana de Mendoza, en Trujillo, para intentar acceder a algunos litros para ir a las consultas, chequeos de pacientes o para asistir a las intervenciones quirúrgicas.

Eva Chacón, con 61 años y con 19 de experiencia, es médico laboral y se dedica al servicio de ecografías en el hospital Juan de Dios Martínez, ubicado en Caja Seca, manifiesta que el combustible no le alcanza para prestar sus servicios.

“Nuestra población depende de los médicos. Hace dos días logré echar sólo 40 litros, pero eso me dura para dos semanas. Este despacho no es recurrente y nos tratan como un sector que no es prioridad para esta zona”, destacó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado