21.1 C
Caracas
miércoles, 30 septiembre, 2020

Maracaibo: la ciudad sin luz que apagó el bullicio de su gente

La capital del estado Zulia llega este 8 de septiembre a sus 491 años de fundada, con el rostro más visible de la crisis en Venezuela, donde escasean los servicios básicos: agua, electricidad, gas doméstico y gasolina

-

Maracaibo.- La capital del estado Zulia, Maracaibo, cumple 491 años portando el rostro más visible de la crisis en Venezuela. La ciudad luce apagada, no solo por los duros racionamientos eléctricos que sufren a diarios sus habitantes o por los 10 apagones generales que suma en lo que va de 2020, sino porque su gente se calló y cambió con ella.

Maracaibo está sedienta y hambrienta. En sus calles es más común ver a personas cargar pimpinas de agua o mendigar comida que reír a carcajadas, bromear, saludar con euforia o cantar a todo pulmón.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Omar Prieto informa que falla en subestación Cuatricentenario apagó a Maracaibo

La cuarentena por el COVID-19 profundizó más la crisis en una ciudad donde escasea lo básico: el agua, la electricidad, el gas doméstico y la gasolina.

«Es una ciudad en decadencia absoluta, con su mobiliario urbano deteriorado. Las aceras rotas, los semáforos sin servir. El poco mobiliario está destruido. Es como si hubiera ocurrido un desastre natural y todavía no nos recuperamos del desastre«, así ve a Maracaibo la escritora y periodista Margarita Arribas.

Arribas extraña la ciudad del encuentro, de la gente en la calle, del que habla con gritos; esas características que ya venía perdiendo Maracaibo antes de la cuarentena.

- Advertisement -

«Extraño una ciudad con vida, que tenía problemas, pero tenía vida propia, que tenía habitantes que no son los zombis que somos ahora, una población agresiva, callada después de ser extrovertida», agregó durante una entrevista telefónica la profesora universitaria.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Salario mínimo alcanza para comprar 4 kilos de yuca en Maracaibo

«Lo que más extraño de Maracaibo es el futuro. La sensación que tiene todo el mundo es que no hay futuro, no se busca algo que va a mejorar, lo que hay empeora. Ahora el futuro es cortico, mañana en la mañana».

La visión de Arribas es compartida por el colosal Ricardo Cepeda, uno de los gaiteros más reconocidos de Zulia. «Maracaibo arriba a sus 491 años en el más triste momento de su historia. Es un Maracaibo desolado, arruinado y sus dolientes con las manos atadas sin poder hacer nada».

Cepeda quiere volver a ver al «Maracaibo florido» que dibujó el pintor musical Rafael Rincón González, aquel de las palmeras, el de las contradanzas y lago de cristal, con alegres gaiteros, con sus fiestas patronales y carnavales repletos de color.

LEE TAMBIÉN

Apagón general afecta a Maracaibo la noche de este #6Sep

«No pierdo las esperanzas y siento que está muy cerca, que pronto llegará el retorno de muchos, unidos en un solo abrazo», comentó Cepeda en entrevista telefónica.

Esa ciudad florida se asemeja hoy más a la «Maracaibo marginada» que describió en 1969 el máximo exponente de la gaita zuliana Ricardo Aguirre. «En el que su pueblo noble y creyente fe reclama y entristece la penumbra en su dolor, casi se esconde de su sol como apenado por el olvido en que se encuentra su región y que siendo la gran capital de un estado prominente sufre religiosamente del olvido nacional«.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado