Maestros en el occidente esperan llamado a huelga general

En Lara y Yaracuy el paro de docentes se cumplió en un 80%, sin embargo, en Falcón pocos educadores se unieron a la paralización de actividades convocada por la Federación Nacional

177
Docentes activos y jubilados atendieron al llamado a paro escalonado convocado por la Federación de Educadores de Venezuela para este #10 de octubre | Foto: Johana Prieto Andrade

Entre 90% y 95% de los profesores de las 2.636 escuelas del estado Lara se sumaron al llamado a paro de 24 horas en los nueve municipios. En Barquisimeto se concentraron en la Zona Educativa y en las afueras de la ciudad realizaron asambleas en cada plaza Bolívar para discutir las próximas acciones de protesta a seguir.

Más de 25 sindicatos y federaciones solicitan al Ministerio de Educación que aumente los salarios a $ 500 mensuales.

En Yaracuy cumplieron el paro en un 80%, mientras que en el estado Falcón solo 20% de los maestros acató la convocatoria de la Federación de Educadores de Venezuela.

El magisterio exige aumentos de sueldo y que el Ministerio de Educación salde las deudas con profesores activos y jubilados. Foto: Liz Gascón
El magisterio exige aumentos de sueldo y que el Ministerio de Educación salde las deudas con profesores activos y jubilados. Foto: Liz Gascón

En la protesta pacífica realizada en la plaza Don Teófilo Domínguez del municipio San Felipe, participaron más de 40 docentes, de más 14 escuelas ubicadas en el área metropolitana constituidos por los municipios San Felipe, Independencia y Cocorote. En el resto de las jurisdicciones se desarrollaron actividades de protestas aisladas.

“Solamente en las instituciones donde hay docentes exprés y becarios del Plan Chamba Juvenil el personal asistió por temor y represión. La Zona Educativa envió hoy a los supervisores a los planteles para levantar actas y abrir expedientes, pero los profesores no tienen miedo porque no hay nada que perder. La quincena apenas alcanza para comprar medio kilo de queso y otro artículo”, manifestó el presidente de la organización Educadores con su gente en Lara, Frank Andrade.

Con el lema “Todas las luchas, una sola lucha”, los maestros protestaron y aseguraron que esperan el llamado a huelga general en las próximas semanas. 

La Unidad Educativa Cecilio Zubillaga Perera, ubicada en la Intercomunal Barquisimeto-Duaca, estaba vacía este jueves 10 de octubre por el llamado a paro. Foto: Liz Gascón

El presidente del Colegio de Profesores de Venezuela capítulo Lara, Luis Arroyo, anunció que el lunes 14 de octubre tendrán una reunión con el director de la Zona Educativa, Nixon Arrieche, para que las autoridades revoquen los expedientes, sanciones y salarios suspendidos al personal que ha participado en protestas reivindicativas. En esta misma fecha también se discutirá el próximo llamado a paro de 48 o 72 horas.


LEE TAMBIÉN:

UNIVERSIDAD DEL ZULIA EN PUNTO FIJO ARRANCÓ CLASES PESE A INNUMERABLES ADVERSIDADES

Oxálida Alejos, representante del Colegio de Profesores de Venezuela, seccional Yaracuy, manifestó que la medida asumida para este 10 de octubre de convocar a todos los docentes activos y jubilados a un paro escolar de 24 horas obedece a que los educadores están cansados de sobrevivir con un sueldo de miseria.

«Queremos dar a conocer a las autoridades nacionales que este miércoles 9 de octubre, representantes de la Federación de Educadores de Venezuela (FEV) introdujo ante la Inspectoría Nacional de Trabajo un pliego de peticiones en el que se anima al patrón a instalar mesas de trabajo para que revise y actualice varias de las cláusulas de nuestra contratación colectiva.

Sin incentivos

“Los profesores en Venezuela estamos en situación de pobreza, no cobramos más de 10 dólares mensuales. Los representantes en un intento de frenar las renuncias han comenzado a hacer operación kilo para darle comida al personal y que le demos clases a sus hijos, pero a nosotros nos tiene que pagar el Estado”, agregó la docente Carmen Huérfano.

En la Unidad Educativa Nacional San Juan Bautista, sostuvo, redujeron las aulas de 40 a 26 porque entre 2018 y 2019 renunciaron 52 trabajadores, profesores en su mayoría.

Los bajos salarios han llevado a los docentes a tomar las calles desde que se anunció el inicio de clases en septiembre. Foto: Liz Gascón

El sueldo diario de un maestro no sobrepasa los Bs. 5.000, pero necesitan Bs. 3.000 para pagar los pasajes de ida y vuelta a los planteles.

“Ni siquiera tenemos transporte para desplazarnos o aulas dignas para enseñar», reclamó Norkys Álvarez. Imparte clases en el Liceo Zarina de Azuaje, donde 12 de las 25 aulas están inhabilitadas por daños en el techo.

Eudys Lobatón, un representante del Instituto Especial Barquisimeto, ubicado en el barrio San Francisco, expresó que los padres de los estudiantes se solidarizan con los docentes porque entienden que sus sueldos no cubren sus necesidades básicas. 

Desmintió a las autoridades locales que han señalado que el calendario escolar se desarrolla con normalidad. 

“El gobierno dijo que el primer día de clases habrían morrales y comida en las escuelas. Es mentira. Las clases no han empezado porque la gente no tiene ni para los pasajes”, subrayó.

Peticiones

Roger Crespo, presidente del Sindicato de Profesionales de la Docencia y Conexos del estado Yaracuy, acotó que dentro de las exigencias que hacen los profesionales de la docencia en el pliego de peticiones se encuentran la cancelación por concepto de ajuste salarial por escalafón durante el mes de octubre del 2018 y, de los meses de enero, abril, julio y octubre del presente año.

Para este domingo 13 de octubre, dijo el informante, se tiene prevista la realización de una toma simbólica en la Iglesia Virgen del Valle a las 10:00 am; en esta actividad, los docentes tienen previsto leer un comunicado enviado por la Federación de Educadores de Venezuela en el que se estará dando instrucciones con relación con las acciones de protestas a tomar en las próximas 48 horas.

Pocos maestros se sumaron en Falcón

En un recorrido que se hizo por las escuelas de Punto Fijo, se constató que muy pocos maestros se sumaron al paro nacional convocado para este jueves. Un grupo de ellos, pertenecientes a la Asociación Venezolana de Escuelas Católicas, se sumaron al llamado, mientras que otros no asistieron a las aulas.

Los docentes del Colegio Padre Víctor Iriarte, ubicado en la intercomunal Alí Primera de Punto Fijo, tomaron las calles y con pancartas en mano exigieron un salario justo. Rosa María Rojas dijo que tiene seis años en la institución y es primera vez que se unen a un paro, pero porque cada día la situación es peor.

La protesta se extendió durante la mañana. En otras escuelas como la Unidad Educativa Colegio Sagrada Familia tuvieron que devolver los estudiantes porque los docentes no acudieron y no había personal que los atendiera; mientras que en el Colegio Nazareth Fe y Alegría se compartieron los estudiantes entre los docentes que acudieron para no devolverlos a sus hogares y cumplir con la rutina diaria.

El secretario general del Sindicato Único de Maestros (Suma) Falcón, Gustavo Marín, certificó que en Coro el paro de docentes fue parcial en un 20%.

Dijo que en Falcón los maestros no han podido reincorporarse con normalidad a sus sitios de trabajo debido a que no tienen cómo costear el transporte con un salario de 40.000 bolívares al mes.

Apuntó que también jugó en contra la poca información que se difundió entre el gremio docente por lo que expresó que se realizarán a partir de la próxima semana asambleas para informar sobre las acciones de las diferentes federaciones que agrupan a los maestros con la finalidad de atender las próximas convocatorias a paro.

DÉJANOS TU COMENTARIO