Luchador social Yimmy Álvarez está preso por protestar en El Tocuyo

22

El Tocuyo.- Cinco días sin agua tenían los vecinos de los sectores Santa Eduviges y Roberto Montesinos de El Tocuyo, capital del municipio Morán del estado Lara, cuando decidieron salir al final de la tarde del lunes 13 de mayo para protestar por la escasez de este vital servicio.

La mayoría de los manifestantes eran adultos mayores, según testigos, quienes fueron rodeados por funcionarios de la policía estatal hasta que llegó el comandante Rafael Simón Jiménez, quien le quitó el arma a uno de sus subordinados y comenzó a disparar perdigones en contra de los ciudadanos.

Hubo seis heridos, entre ellos el líder vecinal Yimmy Álvarez, quien fue trasladado al Hospital Egidio Montesinos de El Tocuyo. Antes de que pudiera ser atendido, una comisión de la policía se lo llevó detenido.

Este luchador social y representante de la organización Un Nuevo Tiempo, conocido en el municipio Morán, tiene 58 años y tiene hipertensión arterial, razón por la cual sufrió una grave crisis antes de la audiencia de presentación, que se realizó el 15 de mayo y estaba prevista para las 9:00 am, pero culminó a las 6:45 pm.

LEE TAMBIÉN: 

FORO PENAL: ACUSACIONES CONTRA DETENIDOS POR PROTESTAR EN LARA CARECEN DE PRUEBAS

Una de las hijas de Álvarez informó que el médico tratante pudo entrar y suministrarle el medicamento que necesitaba, sin embargo, su situación de salud continúa delicada.

Abraham Cantillo, representante de Foro Penal Lara, anunció que le fue dictada privativa de libertad, a la espera de una nueva audiencia.

Yimmy Álvarez está preso en el Centro de Coordinación Policial del municipio Morán. Durante el fin de semana volvió a recaer con una crisis hipertensiva que puede agravar más su estado de salud.

Protesta pacífica

Los vecinos de Santa Eduviges y Roberto Montesinos han pedido la liberación inmediata de Yimmy Álvarez. Reiteran que la protesta fue pacífica; ni siquiera hubo cierre de vías ni quema de cauchos. Solo pedían que se restableciera el servicio de agua potable a estos sectores.

“El comandante de la policía llegó y ni siquiera tenía puesto el uniforme, andaba vestido en mono; le quitó la escopeta a otro policía y comenzó a disparar. Está muy apoyado por la alcaldesa -Gisela Rodríguez- y no es la primera vez que arremete contra la gente”, explicó uno de los vecinos, que prefirió resguardar su identidad.

A pesar del temor, los habitantes de la zona redactaron una denuncia y están recolectando las firmas para introducirla a los tribunales respectivos.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO