Dos apagones generales en menos de 24 horas padecen en Zulia

La lluvia de la madrugada trajo una nueva falla que dejó a Zulia sin servicio. Corpoelec asegura que están “en labores para restituir la carga”

460
Foto: Cortesía Qué Pasa

Maracaibo.- A la 1:30 de la madrugada de este domingo, Zulia volvió a quedar a oscuras. El cielo volvió a iluminarse con luces verdes como las que describe María González: “Nosotros creíamos que ahora sí nos iban a llevar los marcianos, porque eso es lo que nos falta”.

LEE TAMBIÉN:
NUEVA FALLA ELÉCTRICA AFECTA A MARACAIBO Y OTROS MUNICIPIOS DEL ZULIA

María vive en la avenida La Limpia y en su barrio ubicado detrás del centro comercial Galerías no tienen luz desde hace al menos 19 horas,porque quedaron sin servicio desde la primera falla que ocurrió a las 4:00 de la tarde del sábado.

Lo que María vio y describió como luces verdes es lo mismo que iluminó el cielo desde la Subestación Cuatricentenario en el oeste de Maracaibo.

Corpoelec Zulia publicó dos tuits en el que expone: “Motivado a lluvias en las adyacencias de la S/E Cuatricentenario ocurrió evento que ocasionó la interrupción del servicio eléctrico en Zulia” y con este anuncio copia el usuario del Ministro de Energía Eléctrica, Igor Gavidia.

Un segundo tuit resalta: “Personal de Corpoelec realiza labores para restituir la carga que desde el sistema interconectado nacional recibe el estado”.

17 horas antes en la red social, la oficina hizo referencia a la primera falla: “Se presenta avería con el servicio eléctrico, que ocasiona interrupción en algunos circuitos de la costa occidental en Zulia. Personal operativo trabaja para normalizar el servicio”.

Al igual que la zona de María, Maracaibo está sin luz. En Valle Frío, la gente bajó de los edificios y otros se sentaron frente a las casas a lamentar la nueva falla que “sigue afectando a los que ya estamos grave”. Así reclamó Leo Marín, un empleado de un colegio de la zona que dice que ya los zulianos no saben si están mal, pésimo o peor.

“Lo peor que nos puede pasar es que estemos siempre con el Jesús en la boca. Uno reza para que llegue la luz, reza para que no se nos acabe el agua y ahora habrá que rezar para que no llueva, porque cayeron tres gotas y miren lo que pasó”, reclamó Luisa Ordoñez de Mendoza.

DÉJANOS TU COMENTARIO