18.7 C
Caracas
miércoles, 3 marzo, 2021

Llegaron bolsas con comida a la Guajira después de protestas

La mujer wayuu herida en la cara con un perdigón tuvieron que hacerle una sutura de seis puntos en la cara. No tiene fractura, pero la población reclama el atropello y los ataques

-

Después de dos días consecutivos de protestas por comida y agua en la población de Guarero, en la Guajira venezolana, el gobierno envió 2.000 bolsas de comida. Los alimentos llegaron este lunes 13 de abril, después de que funcionarios de la Guardia Nacional dispararon lacrimógenas, perdigones y hasta balas contra la población wayuu.

En este hecho resultó herida Lisbeth González, de 46 años, una líder wayuu que recibió un perdigonazo en la cara. Su hermana Grey González denunció: “Fue un perdigonazo que le dieron en la cara, el teniente Castro”.

Contó que, pese a que su hermana pidió ayuda en el Comando de la Guardia, no la atendieron, por lo que tuvo que llevarla hasta Maicao, en Colombia.

“Hoy nos duele más que nunca el atropello que nos hicieron, nunca vimos ayuda. Nos sentimos atropellados porque fue una mujer, una líder wayuu. La gente lo que quería era recibir comida, una bolsa de comida, que para él (funcionario) las palabras fueron: ´Dispárenles a esos indios muertos de hambre. Allí fue que comenzó todo´”.

Explicó que su hermana no estaba en la manifestación, sino que cuando comenzaron los disparos se desesperó porque había mandado a una niña a la tienda a comprar unas cosas para la casa.

LEE TAMBIÉN

GN DETIENE A SEIS PERSONAS QUE PROTESTABAN POR COMIDA EN LA GUAJIRA

“Primero comenzó una balacera y al ver que la niña no aparecía, que la había enviado a la tienda, ella se desesperó y salió a buscarla. Fue claro cuando se vio que el mismo teniente desde allá arriba le disparó. Le disparó el perdigón y él muy bien veía a quién le estaba pegando, a quién le daba. Eso fue intencionalmente y no como él dice, accidentalmente”.

- Advertisement -

Lisbeth no presentó fractura en la cara, tiene seis puntos de sutura cerca del pómulo y está muy inflamada y con dolor, explicó Grey González.

“Hoy fue ella, mañana puede ser un niño o una señora de tercera edad. Había demasiados niños en ese lugar”.

Mientras, el comandante de la Redi-Occidente, Ovidio Delgado, dice que a la mujer wayuu le lanzaron una piedra. “Es una campaña para desprestigiar a la FAN”.

Los afectados están indignados. Esta es la quinta vez que los cuerpos de seguridad reprimen a los manifestantes desde que inició la cuarentena social decretada por el gobierno, como medida de prevención del COVID-19.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado