22.6 C
Caracas
jueves, 1 octubre, 2020

Lara | Por gasolina conductores vivieron 12 días en sus carros sin surtirse

12 días y 11 noches vivieron en sus carros más de 500 larenses, quienes pernoctaron en una de las estaciones de servicio del Triángulo del Este, de Barquisimeto, sin lograr surtir sus vehículos con gasolina. El domingo 16 de agosto, funcionarios de la GN y PNB los obligaron a retirarse, de lo contrario, se llevarían los carros en grúas a un destino incierto

-

Más de 500 larenses vivieron dentro de sus vehículos durante 12 días y 11 noches, en una de las estaciones de servicio que vende a precio dolarizado la gasolina, ubicada en el Triángulo del Este, San Luis del Este II, pero más conocida como «Los Próceres», por estar cerca a este centro comercial. 

El «martirio», como lo llamaron los conductores, comenzó el jueves 6 de agosto, la mayoría con el objetivo de surtir el sábado siguiente, según la rotación interdiaria de suministro anunciada días atrás por la gobernadora Carmen Meléndez, sin embargo, durante esos 12 días, solo llegaron dos gandolas a esta bomba, cuando lograron surtir poco más de 100 vehículos en cola en ambas ocasiones y la misma cantidad de «apoyos» o «coleados».

Sin un plan para quienes seguían en la espera, Carmen Meléndez anunció el sábado 15 de agosto, en su programa radial matutino, que las colas estarían prohibidas a partir del lunes 17, al inicio de la semana de la cuarentena radical, según el cronograma nacional del 7 + 7.

Ante la pregunta de El Pitazo sobre cómo sería el despeje de las colas y cómo quedarían quienes llevaban 12 días en cola, la respuesta del departamento de Prensa de la Gobernación de Lara, enviada el domingo 16 a través del grupo de WhatsApp oficial fue: «la recomendación es que se retiren a sus hogares y esperen las próximas orientaciones».

La cola, que en principio sobrepasaba los 500 vehículos ya se había reducido a menos de 300, porque muchos cedieron al cansancio de estar a la intemperie, sin embargo, quienes aún estaban en la fila no pensaban retirarse hasta tanto lograran surtirse de combustible.

La esperanza se desvaneció cuando antes de las 5:00 pm del domingo 17 de agosto, llegó un contingente de la Guardia Nacional (GN) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB), con advertencias que hacían a través de altavoces, para que se retiraran de las colas, porque sino se llevarían remolcados los vehículos.

- Advertisement -

La amenaza se cumplió minutos después, cuando comenzaron a llevarse los vehículos con grúas, desde el final de la cola hacia adelante. Aunque los ciudadanos rogaban que les informaran cómo harían para surtir, los militares respondían que cumplían órdenes del comandante de la Zodi Lara.

Algunos vehículos fueron trasladados hasta la sede del Destacamento 121 de la GN, al este de Barquisimeto, según vecinos de la zona que observaron cómo llegaban las grúas con carros remolcados, al punto de que no cabían dentro de la institución, sino que los estacionaron en la calle.

Enrique Arocha Rivas, comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi Lara), felicitó, durante el programa radial de Carmen Meléndez, del lunes 17 de agosto, a los larenses por cumplir las normas y acatar de forma cívica la instrucción de desarticular las colas durante la tarde del domingo 16 de agosto.

No informó cuántos vehículos fueron remolcados, tampoco dónde podían ser solicitados y menos cuál fue la solución que ofrecieron a estos conductores que vivieron en sus vehículos por casi dos semanas.

LEE TAMBIÉN

Lara | Por gasolina conductores cierran con sus carros cinco vías

Por su parte, la gobernadora dijo que no en las estaciones de servicio donde no habían distribuido gasolina, era porque no habían pagado a Pdvsa el combustible entregado y acto seguido comenzó a nombrar una a una las bombas morosas.

Logística ciudadana en las colas

“Vamos a dormir en la cola, somos varios, así nos cuidamos todos”. Esa es la invitación que idearon algunos venezolanos con sus grupos de familiares, amigos y vecinos para acompañarse en las filas de gasolina.

No es un picnic, aunque a veces pareciera de lejos, es una tortura física y psicológica que han sentido, según sus propias palabras, quienes han pasado más de cinco días en una cola para surtir gasolina. La mayoría lo hace porque necesita el combustible para trabajar, producir, distribuir sus productos o porque deben tener el vehículo listo ante cualquier emergencia familiar que pueda presentarse.

Guardias Nacionales llegaron a las colas de gasolina para que los conductores se retiraran, sino les remolcarían los vehículos. Foto: Cortesía Auris Fermín

“Estoy aquí porque tengo un bebé y necesito llevarlo para que le pongan sus vacunas, además, debo estar con el tanque lleno por cualquier emergencia”, cuenta Anderson Piña, uno de los ciudadanos que “perdió la cola” de 12 días y su carro, sin gasolina, solo puede moverlo a empujones.

Otros ciudadanos, no comprenden por qué hay quienes aguantan tantos días en la cola, dicen que prefieren caminar, pero la realidad es que ninguna persona la quiere hacer ni está conforme.

“Llevamos tres días, no nos vamos a devolver a la casa, vamos a esperar, ahora será el lunes que echemos”, decían los conductores cuando apenas iniciaban su travesía, el sábado 8 de agosto. En la cola la mayoría comenzó a hacer amistades en las filas y a crear la camaradería necesaria para poder turnarse para ir a sus casas, bañarse, comer algo y regresar a la espera que se alargaba más.

No todas las personas en las filas van acompañados, a quienes estaban solos se les complicaba más la logística de permanecer fuera de sus hogares por tantos días, sin un baño cerca, sin comida ni agua a la mano.

Ahora, con la nueva orden de prohibición de las colas, a partir del 17 de agosto, los larenses no saben cómo harán para surtir combustible. Las preguntas de las personas en las decenas de chats que se han creado para informar sobre dónde hay gasolina crecen. Quienes no pierden la esperanza escriben cada día: ¿Saben dónde están surtiendo?.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado