Lara | Pacientes renales tomaron las calles para exigir agua, insumos y atención médica

En el último año, la población de personas en diálisis en el estado Lara se redujo de 922 a menos de 700 por las muertes atribuibles a la enfermedad renal y otras complicaciones, advierte la ONG SOS Pacientes Renales

141
Douglas Morales, paciente renal y activista de derechos humanos, indica que el suministro de agua por tuberías en las unidades de diálisis falla y las terapias suelen retrasarse porque la hidrológica regional no envía las cisternas | Foto: Liz Gascón

Barquisimeto.- Este jueves, 15 de julio, pacientes renales protestaron en dos calles del centro de Barquisimeto, la capital de Lara, para exigir servicios básicos, insumos, tratamientos y atención médica en las unidades de diálisis que reducen la duración de las terapias o postergan las sesiones por la falta de agua, los cortes de electricidad, el déficit de máquinas y personal o retrasos en la desinfección de las salas habilitadas para pacientes con COVID-19. También manifestaron por la reactivación del Programa de Procura de Órganos y Trasplantes de Venezuela, el cual está suspendido desde hace cuatro años.

En el último año, la población de personas en diálisis en el estado se redujo de 922 a menos de 700 por las muertes atribuibles a la enfermedad renal y otras complicaciones, advierte la ONG SOS Pacientes Renales. Según la organización, la escasez de medicamentos, catéteres, concentrados globulares y camas hospitalarias en el sistema de salud pública han agravado la condición de los pacientes.

«Recibimos tres horas de diálisis y no las cuatro horas reglamentarias para tener mejor calidad de vida. En el Hospital Pastor Oropeza –principal centro del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) de Barquisimeto– o los CDI no están recibiendo a los pacientes renales descompensados», declaró a El Pitazo el vocero de SOS Pacientes Renales, Douglas Morales.

LEE TAMBIÉN

Pacientes renales en emergencia por falta de máquinas de hemodiálisis en Trujillo

Falta de tratamientos y de personal

Un paciente en diálisis necesita 500 dólares mensuales para cubrir su tratamiento y dieta, sostuvo Morales. La dotación de medicamentos a cargo del Ivss o la Secretaría de Salud del estado Lara en ocasiones presenta retrasos o no cubre los requerimientos de cada paciente, agregó.

«Las ampollas de hierro y eritropoyetina llegan con regularidad, pero no nos suministran Paricalcitol desde hace tres años. Tampoco tenemos acceso a los concentrados globulares si no ejercemos presión. Cada bolsa puede costar 100 dólares en los bancos de sangre privados y tienen que llevar a tres donantes», dijo.

Nelson Hipólito Sotillo, quien tiene 71 años de edad y está en diálisis desde 2019 en la unidad de diálisis Razetti, comentó que no le suministran medicamentos para la hipertensión y la diabetes desde hace más de seis meses.

En el mismo centro, cada paciente renal aporta un dólar y un kilo de comida al mes para contribuir con las enfermeras que cobran menos de cinco dólares mensuales, contaron dos familiares que reservaron su identidad. «El personal en las unidades es justo. No hay incentivos para trabajar porque el salario no sobrepasa los diez dólares», detalló el portavoz de SOS Pacientes Renales.

Pacientes renales de las unidades de diálisis Razetti y Barquisimeto tomaron las calles de la capital larense este 15 de julio para visibilizar las fallas de atención del Estado | Foto: Liz Gascón

Unidad de diálisis para Carora

En la protesta también exigieron la culminación de la unidad de diálisis de Torres, el municipio foráneo con mayor número de pacientes renales en Lara: 128. La obra está en construcción desde hace más de 12 años y sigue sin inaugurarse, relataron familiares de dos septuagenarios que deben viajar más de 100 kilómetros desde Carora hasta Barquisimeto para recibir las diálisis. Este grupo es trasladado en una ruta gratuita asignada por la Alcaldía de Torres.

«Nos levantamos a las dos de la mañana para salir y no sabemos a qué hora vamos a regresar porque en las bombas le dan solo 40 o 50 litros de gasoil a la buseta y debemos ir de estación en estación pidiendo más gasoil. Hay pacientes que salen con el puro desayuno y pasan más de ocho horas sin comer», afirmaron.

Pacientes renales de Carora y caseríos de Torres denuncian que el autobús asignado por la alcaldía para llevarlos a las unidades de diálisis tiene limitaciones para abastecerse de diésel | Foto: Liz Gascón
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.