19.7 C
Caracas
sábado, 2 julio, 2022

Lara | Dos pacientes renales murieron en la espera de la ayuda que solicitaban

Siete muertes en seis días reportaron voceros de los pacientes renales en Lara. Dos de ellos habían hecho campaña por redes sociales para solicitar ayuda para exámenes que debían realizarse y para la colocación de una prótesis urgente, pero fallecieron en la espera de esas peticiones que no fueron escuchadas

-

Un total de siete pacientes renales fallecieron en el estado Lara, según Soribel Yústiz, vocera de los enfermos crónicos, entre el 14 y 19 de noviembre de 2020. De estos larenses fallecidos, dos habían hecho una campaña previa por redes sociales para solicitar unas ayudas que nunca llegaron.

Julio Ramos requería la colocación de una prótesis de Pife, cuyo costo rondaba los 800 dólares, mientras que el Jorge Luis Cordero, de 57 años, quien falleció durante la aplicación de su diálisis, debía hacerse varios exámenes debido a una debilidad que presentaba. Incluso se habló de sospecha de COVID-19, pero nunca pudo ser confirmado o descartado el virus.

Frank Martínez, Luis Moreno, Maritza Silva, Efraín Lucena y Ángela Colmenares son los nombres de los otros cinco fallecidos durante seis días en el estado Lara. Hasta este miércoles 24, las autoridades regionales de salud no han aportado información al respecto.

Los pacientes no están recibiendo el tratamiento completo. Antes la Dirección de Salud entregaba un kit que servía para 15 días, pero hace 2 meses no se reciben antihipertensivos, como losartan, ni las vitaminas que debemos tomar. La mayoría no tiene cómo pagar estos medicamentos”, explicó Yústiz.

Héctor Daniel Colmenárez, representante de la Fundación Amigos del Paciente Renal (Fundaprel), mencionó que la alimentación balanceada que deben tener todos los enfermos crónicos es casi imposible de cumplir, porque los precios de las proteínas, vegetales y frutas están muy elevados.

LEE TAMBIÉN

Portuguesa | Pacientes renales protestan para exigir atención médica oportuna

“Muchos pacientes renales también son diabéticos, como yo, y no hay insulina. Y quienes reciben bolsa Clap comen frijoles chinos y arroz picao; eso no es alimentación adecuada para un enfermo crónico”, afirmó Colmenárez.

Soribel Yústiz mencionó además que los pacientes con hemoglobina baja deben comprar hasta la bolsa para la sangre de los donantes, porque ni en el Hospital Central Antonio María Pineda ni en el hospital Pastor Oropeza, del Seguro Social, tienen estos suministros.

En las unidades de diálisis redujeron las horas de tratamiento de cuatro a dos horas y media | Foto: Archivo/Keren Torres

Reducen horas de diálisis por cortes eléctricos

Carmen Padilla, paciente renal en diálisis y vocera de los enfermos crónicos, mencionó que otra problemática es la reducción de horas de tratamiento con la máquina o riñón artificial, porque el retrolavado automático que debe hacerse a diario a la ósmosis, no se logra debido a los cortes eléctricos en Barquisimeto.

“En las noches, las máquinas tienen programado este mantenimiento automático, pero como se va la luz, no lo efectúan. Esto hace que se retrasen las horas de diálisis en los diferentes turnos, porque en las mañanas, en vez de hacer pasar a los pacientes, deben comenzar a programar el retrolavado de la ósmosis”, explicó Padilla.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Pacientes renales y oncológicos protestan por gasolina

En promedio, cada paciente renal debe tener cuatro horas de diálisis, tres veces a la semana, pero en la actualidad solo reciben dos horas o dos horas y media.

Padilla mencionó que han enviado cartas a Corpoelec Lara para que no corte el servicio eléctrico en las zonas donde están ubicadas las unidades de diálisis, pero no han obtenido respuesta. Además, han hecho esta petición en reuniones el director de salud, Javier Cabrera.

La misma fuente recordó que de las ocho unidades de diálisis que había en Barquisimeto, ahora son siete, porque la unidad La Pastora fue cerrada y enviaron a los pacientes para otros centros.

Carora sin unidad de diálisis

Héctor Colmenárez pidió a las autoridades regionales el cumplimiento de la promesa de la unidad de diálisis para Carora, porque los pacientes de este municipio deben viajar a diario hasta Barquisimeto para poder acceder al tratamiento con el riñón artificial.

En semanas anteriores, se quedaron accidentados en la vía por fallas en la unidad de Transbarca que los trasladaba desde Carora hasta Barquisimeto. Desde ese momento, según dijo Carmen Padilla, la Alcaldía del municipio Torres asumió el pago de un transporte privado para los enfermos crónicos de esta entidad.

LEE TAMBIÉN

Pacientes renales de Trujillo sortean cupos para diálisis por escasez de máquinas

“Las unidades de Transbarca tienen problemas con sus filtros, según nos informaron, a raíz de un gasoil que vino contaminado. Esto ha causado retrasos en el transporte de los pacientes a las unidades de diálisis”, detalló Padilla.

Frank Martínez, uno de los fallecidos en Lara, era uno de quienes relataban en sus redes sociales los suplicios que debían pasar los enfermos renales de Carora.

150 dólares al mes

Héctor Colmenárez declaró a El Pitazo que otro problema que se les presenta a los enfermos renales es el cambio de catéter, que cuesta alrededor de 100 dólares.

Son de pésima calidad. Cada catéter debería durar entre dos y tres meses, pero están durando una semana e incluso dos días. A quien no pueda cambiar su catéter se le suspende la diálisis y ni en el Hospital Central ni el Seguro Social responden. A veces algún paciente corre con suerte y se lo entregan, pero no es la generalidad”, explicó Colmenárez.

Este representante de Fundaprel mencionó que entre los exámenes de rutina (alrededor de 30 dólares) más los medicamentos (vitaminas, antihipertensivos, insulinas y antibióticos cuando se le infectan las vías) y el pago de transporte para quienes no cuentan con el gratuito que ofrece la Dirección de Salud, gastan alrededor de 150 dólares al mes.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a