23.7 C
Caracas
miércoles, 28 octubre, 2020

Lara | Desechos biológicos del hospital central tienen tres semanas arrumados

El foco de contaminación se encuentra en una oficina aledaña a la morgue, previo a la entrada al Decanato de Ciencias de Salud. La basura está expuesta y personas ajenas al lugar han entrado a llevarse “los plásticos” para revenderlos, sin conocer el peligro al cual se exponen

-

Barquisimeto.- Una montaña de desechos biológicos del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), de Barquisimeto, en el estado Lara, tiene más de tres semanas sin ser recogida, lo que ha generado un foco de contaminación y la presencia de nubes de moscas alrededor.

LEE TAMBIÉN

Lara | PNB golpea y esposa a médico residente del Hospital Central

Fuentes internas del centro de salud, que prefirieron guardar el anonimato, informaron este jueves, 25 de junio, que entre los desechos se encuentran restos de insumos utilizados en los pabellones, jeringas y materiales usados en pacientes con VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana).

Personas que deambulan en las calles han sacado plásticos de esta montaña de desperdicios, para revenderlos, sin saber el peligro al cual están expuestos y sin que nadie se los haya impedido.

Hasta la fecha, autoridades del hospital no han inspeccionado el lugar para que agilicen la recolección de este tipo de desechos, mientras que la basura crece en el espacio de lo que sería una oficina, al lado del departamento de patología forense (morgue), justo en la entrada que da para el Decanato de Ciencias de la Salud, de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado.

Personas que deambulan cerca del Hospital Central, han entrado a este espacio para llevarse los plásticos y revenderlos. Foto: Cortesía trabajadores

Cavas dañadas

Sobre las cavas de la morgue del Hospital Central de Barquisimeto, solo una de las tres que tienen funciona a medias. Cada una tiene capacidad para cuatro cuerpos. El aire acondicionado del lugar tampoco funciona.

- Advertisement -

Familiares de fallecidos en ejecuciones extrajudiciales o presos que mueren por problemas de salud, no pueden retirar los cadáveres de inmediato, porque el mínimo que deben cancelar en servicios funerarios cuesta alrededor de 70 dólares (costo de urna, preparación y traslado), siempre y cuando el entierro sea en un cementerio municipal.

Comentaron a El Pitazo que también deben comprar el cemento y los materiales para la fosa. Aunado a esto, desde que comenzó la cuarentena y se acentuó la escasez de combustible, hay familias que sacan los cuerpos en camiones de amigos o conocidos para ahorrar el costo del traslado.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado