Lara | Agua Viva pasó de jardín natural a basurero a cielo abierto

Los habitantes de Agua Viva, en el municipio Palavecino, denuncian que el aseo urbano pasa solo por las calles principales. El resto de las familias, alrededor de 7.000, deben esperar más de cuatro meses rodeados de basura, moscas y malos olores

189
Las calles de Agua Viva, en Palavecino, están llenas de bolsas de basura de principio a fin | Foto: Cortesía vecinos

Habitantes de Agua Viva denunciaron a El Pitazo que el servicio de aseo urbano funciona solo para las calles principales, alrededor de una vez al mes, porque los trabajadores se van al llenar el camión y dejan al resto de las familias, alrededor de 7.000, con la basura acumulada, moscas y malos olores.

Agua Viva, sector ubicado en el municipio Palavecino del estado Lara, era reconocido por ser un jardín natural y lugar de esparcimiento, con granjas, piscinas, áreas verdes y centros de recreación. Sin embargo, la imagen que proyecta en la actualidad es de un basurero a cielo abierto, como reclaman los vecinos. Los terrenos vacíos, incluso los de entrada de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (Ucla), núcleo Tarabana, parecen un vertedero de basura.

“Cuando no aguantan más los malos olores, los vecinos salen a botar su basura en cualquier terreno. Sabemos que no es lo ideal, pero todo esto ocurre por el tiempo que deben esperar para que pase el camión”, explicó Lizzet Brito, vecina.

Los terrenos vacíos, como la entrada a la Ucla de Tarabana, parecen un vertedero a cielo abierto. Foto: Cortesía vecinos

Sonia Linares, quien vive en la calle El Pedregal, comentó que debe permanecer encerrada en la casa, junto a sus niñas, porque la cantidad de moscas que revolotean no las dejan ni siquiera comer tranquilas. “Es horrible, de esa basura salen animales de todo tipo”, acotó.

Lizzet Brito manifestó que debido a las constantes quejas ante la Sala Situacional de la Alcaldía de Palavecino, lograron que el camión del aseo pasara por la calle El Pedregal, lo que hizo casi cuatro meses después de estar sin el servicio, pero otras quedaron igual, con decenas de bolsas en las aceras y en los patios de las casas. 

“El camión se llena y no mandan más unidades. Se lleva solo lo primero que está a su paso”, afirmó Brito.

Adolfo García, también residente, lamentó que los camiones de aseo urbano pasen a rápida velocidad y no se detengan en todas las calles de Agua Viva.

Vecinos que viven cerca de los edificios tampoco pueden abrir sus ventanas porque la acumulación de desechos de todos los inquilinos hace que el olor sea insoportable. En ocasiones han tenido que incinerar la basura, pero además de que esto peligroso, el humo afecta de forma negativa a toda la población porque le puede causar algunas enfermedades, entre ellas de tipo bronco-respiratorias.

En la zona hay más de 10 consejos comunales, iglesias de distintas religiones, la Unidad Educativa Agua Viva, colegios privados, un campo deportivo, el ambulatorio rural y un Centro de Diagnóstico Integral, es decir, diversas instituciones que son aquejadas por esta problemática de la basura.

En otros sectores de Palavecino, la queja sobre el mal servicio del aseo urbano es una constante, al igual que la escasez de agua en varios urbanismos, como La Mora, La Piedad y El Palaciero.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.