La visita de la Divina Pastora en 2020 será del 14 de enero al 5 de abril por 57 parroquias, cuatro vicarías y una iglesia filial de Barquisimeto, estado Lara

Este martes 14 de enero es la visita número 164 de la Divina Pastora a la ciudad de Barquisimeto desde el pueblo de Santa Rosa. Como es tradición, los devotos caminan siete kilómetros junto a la Virgen, que es llevada en los brazos de los fieles y resguardada por 600 jóvenes que conforman el cordón de acompañamiento.

Los devotos pagan promesas, visten de pastores, nazarenos o andan descalzos para agradecer a la Virgen por los milagros concedidos.

La visita de la Divina Pastora en 2020 se extenderá desde el 14 de enero al 5 de abril por 57 parroquias, cuatro vicarías y una iglesia filial de Barquisimeto, estado Lara.

Este 14 de enero, a las 4:45 am, tiene lugar la primera misa en Santa Rosa, dirigida a los miembros de la parroquia y al pueblo que dicen hasta luego a la Virgen. A las 6:00 am celebran otra eucaristía en el mismo templo y, simultáneamente desde El Obelisco, cientos de corredores participan en el Maratón Divina Pastora.


SE ESPERA QUE LA DIVINA PASTORA llegue A LA CATEDRAL DE BARQUISIMETO A LAS 4:30 PM, HORA en LA QUE SE REALIZARÁ LA MISA DE BIENVENIDA


A las 9:00 am es la misa de despedida de la Divina Pastora de Santa Rosa. Monseñor Víctor Hugo Basabe, administrador apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto y obispo de San Felipe, presidirá la eucaristía.

A las 10:30 am está prevista la salida de la Virgen del pueblo, al mediodía hará su acostumbrada parada en la Plaza Macario Yépez, donde la Orquesta Mavare –la filarmónica más antigua del país– le dedica una serenata a la Virgen como lo ha hecho desde sus inicios, hace 122 años.

Se espera que la Divina Pastora llegue a la Catedral de Barquisimeto a las 4:30 pm, hora en la que se llevará a cabo la misa de bienvenida. Este año, la eucaristía será oficiada por monseñor Polito Rodríguez, obispo de San Carlos.

El lema

El lema de la visita 164 de la Excelsa Patrona es “María, Madre de vida y amor”.

“La verdadera devoción a la Virgen María consiste en imitarla cumpliendo la voluntad de Dios (…) Se quiere presentar a la Virgen María como la primera cumplidora de la voluntad de Dios. Y por eso la vida y el amor los vemos pautados en los 10 mandamientos que están encerrados en un sí a Dios”, explicó el párroco de Santa Rosa, Humberto Tirado.

“Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo” es el mensaje central de la visita 164 de la Patrona de Barquisimeto.

El vestido

La vestimenta de la Divina Pastora y el Niño, este 14 de enero, es una ofrenda de la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (Hermanos de La Salle) para conmemorar los 300 años del fallecimiento de su fundador, San Juan Bautista de La Salle.

Las prendas fueron confeccionadas a mano; están inspiradas en los hábitos de los hermanos lasallistas de colores blanco y negro en representación de la humildad, austeridad y pureza y también en Francia, el arte gótico, barroco y neoclásico.

La indumentaria se sumará a la colección de 300 vestidos que conserva el Museo Arquidiocesano Divina Pastora, justo al lado del Santuario de la Virgen.

Yajaira Sánchez tiene la encomienda de vestir a la Divina Pastora desde hace una década y la acompañan dos servidoras de la parroquia Santa Rosa. “Es un compromiso. A la Virgen la ve mucha gente y ahora su imagen recorre el mundo y llega hasta donde están los venezolanos repartidos”, contó.

El itinerario

La imagen de la Divina Pastora permanecerá en la icónica Catedral de Barquisimeto hasta el 17 de enero. La siguiente parroquia a visitar es la Divina Pastora, ubicada en la calle 24 entre carreras 29 y 30 hasta el 19 de enero. Continuará su peregrinación en la Iglesia Sagrada Familia, en la carrera 17, entre calles 26 y 27, el 19 y 20 de enero será llevada hasta la parroquia Nuestra Señora de Altagracia.

El 5 de abril, a las 2:00 pm, regresa la Divina Pastora a su santuario.

El origen

“Esta no solo es la procesión más grande del país. Si revisamos las manifestaciones de la iglesia, haciendo las excepciones con la peregrinación de Nuestra Señora de Guadalupe, la Virgen de Fátima y la Virgen de Lourdes, la devoción de la Divina Pastora tiene una particularidad en el mundo: es la única que se traslada en una procesión de casi ocho kilómetros, saliendo de su santuario hasta la Catedral de Barquisimeto”, declaró a El Pitazo Oberto Montenegro, miembro de la Sociedad Divina Pastora de Santa Rosa, institución conformada hace 52 años para resguardar la imagen de la Divina Pastora y velar por la procesión.

Sobre el origen de la procesión, Montenegro recuerda que comenzó al cumplirse un año de la súplica que hiciera el presbítero José Macario Yépez de rodillas ante la Divina Pastora y la Cruz Salvadora por el fin del cólera, el 14 de enero de 1856. El sacerdote pidió el traslado de la Divina Pastora de Santa Rosa y el Nazareno de la Iglesia Concepción hasta la Cruz Salvadora, en pleno centro de Barquisimeto, para rogar por el fin de la epidemia. Yépez ofrendó su vida y se convirtió en la última víctima del cólera cinco meses más tarde.

“Después, un sacerdote y amigo del padre Macario Yépez, hizo la solicitud de llevar a la Divina Pastora a la iglesia Inmaculada Concepción para conmemorar el primer año de la salvación del pueblo y así comenzó la procesión”, contó.

El costumbrista Carlos Guerra Brandt recuerda que la procesión de la Divina Pastora nació en Sevilla, España.

“Esta tradición se remonta al año 1703. El fraile capuchino Isidoro de Sevilla tuvo una visión donde se le aparecía la Virgen con una mantilla de color morado, acudió al taller del pintor Alfonso Miguel de Tovar y plasmó la imagen que conocemos que está en Sevilla (España) con una réplica en la Iglesia Coromoto (de Barquisimeto). Se le hace culto por primera vez en septiembre de 1703 con una misa memorable y la imagen se extendió por toda Europa hasta que fue traída a América. Su llegada a Venezuela se aproxima a 1706”, sostuvo.

La imagen de la Divina Pastora fue encargada por la Vicaría de la Iglesia Inmaculada Concepción en 1740, pero el cajón sellado llegó por equivocación al pueblo de Santa Rosa. “El cajón se puso pesado y fue imposible levantarlo. Fue visto como una señal de que la Divina Pastora no quería mudarse”, relató Guerra.

Para el actual párroco de Santa Rosa, Humberto Tirado, la llegada de la Divina Pastora al pueblo no fue un accidente. “Dice San Pablo: todo contribuye para el bien de los que aman a Dios. No fue equivocación porque estaba dentro de los planes de Dios, pero fue el inicio de una tradición de fe”.

El sacerdote reiteró que la procesión que moviliza a los devotos cada 14 de enero es un acontecimiento que renueva a las personas.

“La procesión de la Divina Pastora es la que conglomera a más personas en un acto de fe, después de la de Nuestra Señora de Guadalupe. Cada año aumenta el número de devotos, la fe mariana se va extendiendo de una manera especial hasta otros estados de Venezuela y hoy somos testigos de que por esta diáspora ya en otros países se está dando a conocer esta procesión”, concluyó.


Dice San Pablo: todo contribuye para el bien de los que aman a Dios. No fue equivocación porque estaba dentro de los planes de Dios, pero fue el inicio de una tradición de fe

Humberto Tirado, párroco de Santa Rosa
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.