Insumos para diálisis eran desviados y vendidos por redes sociales en Barquisimeto

meta_valye

Barquisimeto.- Una empleada del departamento de administración de la Unidad de Diálisis y Trasplantes (Unidiatra) de la Clínica Razetti de Barquisimeto está detenida por hurto y contrabando de medicamentos de alto costo, distribuidos por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) en los centros contratados para la atención de pacientes renales.

Iliana Linárez Toncel, de 40 años, fue capturada el 21 de mayo por el Servicio de Investigación Penal (Sipel) de la Policía de Lara con 24 ampollas de anticoagulantes, sustraídas del almacén de Unidiatra.

La trabajadora de Unidiatra fue arrestada a tres cuadras de su oficina con ampollas que sacaba del almacén. Foto: cortesía Policía de Lara

Una denuncia anónima la puso en el radar de las autoridade,s que la aprehendieron a tres cuadras de su oficina.

Según la minuta, Linárez vendía los insumos por redes sociales. Por otra parte, fuentes indicaron a El Pitazo que la acusada cambiaba ampollas de eritropoyetina por insulina o comida.

Después del procedimiento, el personal fue citado a rendir declaraciones en la sede policial y continúan las averiguaciones.

Exigen mejoras en el centro

Los pacientes renales solicitaron limpieza, fumigación y mejoras en las instalaciones a la directiva de la unidad de diálisis de la Clínica Razetti.

Un grupo de afectados declaró a El Pitazo que en las salas no hay detergentes para limpiar, hay insectos en los ambientes y urge reparar el sistema de aires acondicionados que funciona a medias desde hace seis meses.

Los pacientes de Unidiatra piden que sean reparados los aires acondicionados en su totalidad. Foto: Liz Gascón

Reiteraron que es necesario hacer mantenimiento en la unidad porque ya anunciaron el ingreso de más pacientes.

“Apenas tengo un mes en diálisis. En trato no me quejo, pero tengo una observación en la parte administrativa: yo ingresé por emergencia y cuando necesitaba el catéter me lo negaron. El que tengo me lo prestaron, cuando estos insumos son distribuidos por el Seguro Social”, contó Martín Guevara, de Carora.

El paciente recibe diálisis en el último turno y desde entonces no ha podido regresar a su casa en la ciudad ubicada a una hora de Barquisimeto porque el transporte gratuito asignado para los pacientes foráneos solo funciona en la mañana y tarde.


LEE TAMBIÉN: 


Diputados de la AN aprobaron en primera discusión Ley de Adhesión al TIAR

“Estoy arrimado en un cuarto a la espera de que me cambien el horario para venir en el autobús desde Carora”, agregó.

Otros pacientes que reciben tratamientos en la tarde y noche indicaron que están perjudicados porque reciben una hora menos de diálisis debido a la falta de transporte para los trabajadores, quienes viven en comunidades distantes.

“Hay enfermeras que deben retirarse antes porque necesitan estar en las paradas temprano”, explicó un afectado que reservó su identidad.

120 pacientes sin acceso a diálisis

En la unidad de diálisis El Ángel están suspendidos los tratamientos desde hace cuatro días porque se dañó la planta de osmosis. Los pacientes ya están complicándose por falta de diálisis.

Las reparaciones están retrasadas porque hay un solo técnico para Barquisimeto, Maracay y Valencia.

“Los pacientes están presentando subidas de tensión y vómitos desde hace 15 días porque la osmosis no funcionaba bien”, contó una afectada.

Antes de la paralización de los tratamientos, las personas con enfermedad renal también recibían una hora menos de diálisis porque el personal tiene dificultades para movilizarse hasta sus casas al terminar la jornada laboral.

En El Ángel hay 120 personas en diálisis. Entre uno y cuatro pacientes eran retirados de las máquinas cada semana, durante las sesiones, porque sufrían efectos adversos atribuidos a las fallas en la planta de osmosis.

DÉJANOS TU COMENTARIO