26 C
Caracas
viernes, 5 marzo, 2021

Iglesia en Falcón decreta duelo tras deceso por COVID-19 del sacerdote Carlos Arellanes

El padre Carlos Arellanes, conocido por sus feligreses como Padre Carlucho, era vicario parroquial de la iglesia Santo Niño Jesús en la Urb. Ampíes

-

Coro.- Por complicaciones de salud derivadas por el COVID-19, falleció cerca de la medianoche del jueves 14 de enero, en el Hospital Universitario Alfredo Van Grieken en Coro, el sacerdote Carlos Luis Arellanes Reyes, vicario parroquial de la iglesia Santo Niño Jesús, ubicada en la Urb. Ampíes.

LEE TAMBIÉn

Unicef: 83% del calendario escolar en Latinoamérica se perdió por suspensión de clases presenciales

La Arquidiócesis de Coro decretó nueve días de duelo, en todas las parroquias que integran esta instancia eclesial, luego de conocerse la noticia del deceso del padre Carlucho, como era conocido por su feligresía.

La confirmación de la muerte la oficializó la Cancillería del Gobierno Superior Eclesiástico de la Arquidiócesis Metropolitana de Coro, a través de un decreto oficial.

El clérigo el primero en morir en Falcón-, era muy apreciado entre la comunidad católica de Coro. Presentó los primeros síntomas de contagio por coronavirus a principios de año y debido a complicaciones con los pulmones, debió ser internado en la el centro centinela donde luego de varios días en que por redes se hizo campaña para poder conseguir los medicamentes que necesitaba a diario, falleció a las 11:40 pm, del jueves 14 de enero.

- Advertisement -

El padre Carlos Arellanes, era oriundo de San José de Seque. De una familia profundamente católica ingresó al seminario San Ignacio de Antioquia en Coro y ordenado presbítero el 2 de noviembre de 1999, en la Catedral Basílica Santa Ana; pertenecía al clero de la Arquidiócesis de Coro, del cual se destacó por su alegría, entusiasmo y espontaneidad.

Arellanes, según se desprende de una nota informativa enviada por la Arquidiócesis de Coro, desempeñaba su labor evangelizadora como párroco de la parroquia Santo Niño Jesús de Coro, sin embargo, fue inmensamente apreciado por las comunidades del este del estado Falcón en cuyas parroquias ejerció su ministerio por muchos años.

Ante esta lamentable pérdida, el Arzobispo Metropolitano de Coro, Excmo. Mons. Mariano José Parra Sandoval, informó que no se realizaran actos velatorios a causa de las restricciones por haber muerto víctima del COVID-19 y lo que también fue la última voluntad del padre Carlucho, sus restos serán sepultados en su pueblo natal San José de Seque, municipio Buchivacoa en el occidente de la región.

Según las últimas estadísticas de la Asociación Católica de Información (ACI Prensa), los registros de sacerdotes fallecidos por COVID-19 en Latinoamérica son 128; sin embargo, este sería el primer reporte de deceso de un sacerdote en Falcón a causa de este virus.

En redes sociales Twitter, Facebook, Telegram, Instagram-, los usuarios manifestaron su pesar al conocer la muerte del padre Carlos, quien supo ganarse el cariño de sus fieles y quienes oraron por la salud del sacerdote y apoyaron la campaña para poder conseguir los medicamentos que necesitó durante las últimas semanas de su ingreso hospitalario

Monseñor Mariano Parra extendió su agradecimiento a todo el pueblo católico de Falcón, amistades e instituciones que mostraron de una forma u otra el cariño para con el presbítero Carlos Arellanes e imploró a la Virgen de Guadalupe, patrona de los falconianos, a la  Virgen del Valle y San José, lo reciban con una fiesta en el cielo, junto a sus Santos y elegidos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado