21.9 C
Caracas
sábado, 28 noviembre, 2020

Zulia | Hasta Bs. 430.000 cuesta kilo de pescado en el Sur del Lago

Los habitantes del Sur del Lago de Maracaibo indican que dejarán de comer pescado esta Semana Santa debido a su alto costo. Los vendedores mencionan que la escasez y aumento de la gasolina dispararon el precio

-

Santa Bárbara de Zulia.- Entre 280.000 y 430.000 bolívares cuesta el kilogramo de pescado en las poblaciones del Sur del Lago de Maracaibo. Con esta noticia se consiguieron los consumidores cuando fueron a comprar este miércoles, 8 de abril, el alimento principal que por costumbre comen en Semana Santa.

Las piezas saladas de bagre y mariana, los más comunes para preparar el revuelto de pescado para el Jueves Santo y Viernes Santo, se convirtieron en otra imposibilidad. Apuntan que el aumento se debe a la escasez de combustible en el país.

Roberto, un vendedor informal, comentó a El Pitazo que el precio del pescado subió porque deben buscarlo en el sector La Curva del Colón, a siete kilómetros de distancia del sitio de venta.

«Quienes pescan necesitan gasolina para tanquear las lanchas y quienes lo vendemos tenemos que buscarlo y traerlo al puesto», explica. Dice que la gasolina marca el precio final de comercialización del pescado. «Nos cobran hasta 15.000 pesos por un traslado para ida y vuelta; por eso debimos ajustar el precio».

«No nos alcanza para comprar. Es demasiado costoso. Nosotros en casa comeremos lo que lleve el dueño de la finca donde trabaja mi esposo», dijo Delia González, de 33 años, madre de tres hijos y residenciada en un parcelamiento del kilómetro 18, en la parroquia El Moralito.

LEE TAMBIÉN

AUTORIDADES DE SALUD APLICAN PRUEBAS RÁPIDAS PARA DESCARTAR COVID-19 EN ZULIA

Dice que para los días santos comerá arroz con queso porque no tiene dinero para darse el lujo de comer pescado.

- Advertisement -

Cristóbal Vargas, un chofer de 60 años, lamenta que el poder adquisitivo del venezolano se ha visto más golpeado durante la cuarentena social. Reside en el sector Domingo Roa Pérez, en Santa Bárbara de Zulia, y en lugar de pescado comprará verduras para una sopa.

«Esto es cada día más difícil, si no hay trabajo no tenemos dinero para comer como se debe», dijo el hombre, quien se limitó solo a revisar los precios del bocachico y el manamana, dos variedades que cuestan cerca de 200.000 bolívares el kilogramo y que tampoco podrá probar junto a su familia.

Franklin Villalobos, de 52 años y padre de dos hijos, vive en el sector Ciro Morales. En su casa sí comerán pescado, pero solo porque su tío, que labora en el Periférico La Marina, se lo vende más económico. Villalobos trabaja en un restaurante, le pagan semanalmente y dice que con lo que le pagan no puede comprar pescado en los mercados ni en los puestos informales.

Nereida Sánchez, de 47 años, trabajadora de un hipermercado, expresa: “Hay que trabajar duro para no perder la tradición de la Semana Mayor”. Pudo comprar a tiempo, pero está consciente de que en el Sur del Lago muchas familias no tienen ni recursos ni trabajo para costear la canasta alimentaria. «Este es un reto: primero con la pandemia y segundo por el alto costo de la comida y de todo”.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado