26.1 C
Caracas
martes, 29 septiembre, 2020

Habitantes de Pate Palo en Barquisimeto enferman por un desborde de cloacas

El desborde de cloacas en Pate Palo no ha sido reparado por la Hidrológica del estado Lara (Hidrolara) pese a las solicitudes realizadas por la comunidad que cerró con escombros, cauchos y desechos la carrera 35 con calle 23 para evitar que ambulancias, autobuses y vehículos caigan en la alcantarilla

-

Barquisimeto.- Una de las vías de acceso al Hospital Universitario de Pediatría Agustín Zubillaga y el Hospital Central Antonio María Pineda, principales centros de salud del estado Lara, está clausurada desde principios de agosto por un bote de aguas residuales en el sector Pate Palo, de Barquisimeto.

El desborde de cloacas no ha sido reparado por la Hidrológica del estado Lara (Hidrolara) pese a las solicitudes realizadas por la comunidad que cerró con escombros, cauchos y desechos la carrera 35 con calle 23 para evitar que ambulancias, autobuses y vehículos caigan en la alcantarilla, explicaron habitantes y trabajadores de Pate Palo. Asimismo, denunciaron que la prestadora de servicios no inicia las reparaciones porque alegan que no tienen maquinaria ni recursos.

Los abastos, panaderías, frigoríficos y bodegas de la zona registran perdidas por el desborde de aguas negras y la reducción del tráfico, mientras que los vecinos advierten que hay personas con enfermedades estomacales, náuseas y dolores de cabeza por los malos olores que se desprenden de las cloacas.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Pacientes renales compran gasolina en mercado negro para cumplir su tratamiento

“El fin de semana me tuve que ir a otra casa (en el norte de Barquisimeto) porque soy asmática. Tuve que gastar los últimos litros de gasolina que me quedaban para irme, un peligro si se me presentaba una emergencia porque no tendría cómo trasladarme al médico. Estoy haciéndome un tratamiento y la exposición a estos olores está contraindicada”, comentó Thais Sosa, quien reside en el lugar.

La carrera 25 con calle 32, vía de acceso a los hospitales que reciben la mayor cantidad de pacientes de Lara y zona comercial, está cerrada con escombros tras un desborde de cloacas. Foto: Liz Gascón

Ventas en picada

La actividad comercial en la carrera 35 también decayó, explicaron los empleados de una carnicería y una panadería artesanal consultados por El Pitazo.

“Los panes debemos guardarlos en bolsas y dejamos de vender empanadas por esta situación”, relató Miriam Parra, dueña de un local y una casa en el sector. En este negocio percibían Bs. 4.000.000 diarios solo por la venta de empanadas que está suspendida momentáneamente.

- Advertisement -

En el frigorífico que está justo al frente del bote llegan menos clientes por jornada. “El que entra se quiere ir porque huele mal, la gente se va a otro lado”, agregaron dos trabajadores que reservaron su identidad.

Un año sin respuestas

A menos de 100 metros de Pate Palo hay otro desborde de cloacas que socava el pavimento de la avenida Carabobo de Barquisimeto desde hace un año. En esta zona residencial y comercial han reportado el problema a Hidrolara, pero la prestadora de servicios nunca ha enviado cuadrillas para iniciar las reparaciones, comentaron vecinos del sector a El Pitazo.

“En la avenida Carabobo con carrera 36 hay más de 25 locales y varios edificios afectados por el colapso de cloacas. Hidrolara no ha hecho la primera inspección”, explicó el comerciante Benito González. Las ventas en su negocio de frutas y verduras caen los cuatro días de la semana que se desborda la alcantarilla próxima a su establecimiento.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado