20.8 C
Caracas
lunes, 21 septiembre, 2020

Habitantes de municipios Mara y Guajira advierten que el aislamiento generará más hambre

En el municipio Guajira, desde el sábado 20 de junio, instalaron varios puntos de control de la Guardia Nacional para impedir el ingreso de camiones y motos que circulen por la Troncal del Caribe

-

Las acciones tomadas por el gobierno sorprendieron a los habitantes de los municipios Mara y Guajira del estado Zulia, localidades que han sido aisladas para evitar la propagación del COVID-19 en la entidad.

Desde el sábado 20 de junio quedó suspendido el servicio de transporte público, el paso de vehículos no autorizados y hay un cierre total entre los municipios Maracaibo, Lossada y Guajira. Los ciudadanos aseguraron que estas acciones generará más hambre en las comunidades.

En el municipio Guajira, desde el sábado 20 de junio, instalaron varios puntos de control de la Guardia Nacional para impedir el ingreso de camiones y motos que circulen por la Troncal del Caribe.

LEE TAMBIÉN

Habitantes de Guajira padecen 108 horas sin luz a la semana

Mientras que en Mara se suspendió la venta informal, los comercios trabajan cinco horas al día y el transporte público es nulo. Estas situaciones generan malestar entre los pobladores, quienes denuncian que la cuarentena social han generado desnutrición en varias familias de esta región zuliana.

Yuvelin Espina, habitante del municipio Mara, aseguró este lunes 22 de junio, que las medidas tomadas por el gobierno buscan controlar al pueblo y no evitar casos de COVID-19.

«En cuanto al paso, si tenemos una emergencia, ¿cómo hacemos y quién nos facilita el salvoconducto? Tememos que estas medidas se extiendan porque cuando se acabe la comida en los establecimientos dónde vamos a comprar. Estas medidas son para evitar el COVID-19 o son para mantener al pueblo controlado», dijo Espina.

LEE TAMBIÉN

Gobierno de Mara restringe transporte público para evitar COVID-19

- Advertisement -

Por su parte, Juana González, habitante del municipio Guajira, manifestó que caminó más de 12 kilómetros hasta el poblado de Paraguaipoa, en la busqueda de un kilo de arroz y azúcar, ante la falta de transporte en esta región fronteriza.

«Me duelen bastante las piernas y los pies porque me vine caminando de la montaña hasta aquí, porque no tengo nada que darle a mis hijos. Desde ayer no han comido nada, no tengo la manera cómo comprar los alimentos», dijo González.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado