Defensor de Derechos Humanos fue detenido por la Guardia Nacional en Barquisimeto

Henderson Maldonado, integrante de la ONG Movimiento Vinotinto, fue detenido por grabar el reclamo de los pacientes y las irregularidades en el operativo de entrega de pases para combustible, coordinado por funcionarios de seguridad y la Dirección de Salud del estado Lara en plena cuarentena

616
Henderson Maldonado fue detenido por grabar el reclamo de pacientes renales en un operativo para el despacho de combustible. Es defensor de derechos humanos y activista de la ONG Movimiento Vinotinto | Foto: cortesía Movimiento Vinotinto

Barquisimeto.- El abogado y activista de Derechos Humanos, Henderson Maldonado, fue detenido por la Guardia Nacional en Barquisimeto, estado Lara, este martes, 31 de marzo, mientras acompañaba a pacientes renales a solicitar tickets para surtir combustible en el Destacamento 121.

Maldonado, integrante de la ONG Movimiento Vinotinto, fue detenido por grabar el reclamo de los pacientes y las irregularidades en el operativo de entrega de pases coordinado por funcionarios de seguridad y la Dirección de Salud del estado Lara.

Será presentado en tribunales el 1° de abril. Se desconocen los delitos que le imputan.

LEE TAMBIÉN

Organizaciones de derechos humanos documentan ataques por parte del Estado

“Rechazamos la detención del defensor de Movimiento Vinotinto cuando prestaba apoyo a los pacientes renales (…) Henderson Maldonado ha prestado apoyo a familiares de víctimas de la represión y fue el abogado del último caso donde hubo tortura contra jóvenes manifestantes el pasado mes de noviembre”, señaló la organización que exige la liberación inmediata de Maldonado.

El padre Alfonso Maldonado, miembro de la Vicaría de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Barquisimeto y de la Red de Derechos Humanos del estado Lara, indicó que se trató de un procedimiento arbitrario. “Henderson Maldonado salió a documentar el manejo de la distribución de gasolina en el estado por funcionarios que deberían estar al servicio de la colectividad y no de intereses particulares. La detención en el fondo pareciera que es para ocultar la situación”, declaró.

Desde que el Gobierno decretó la cuarentena por la llegada del COVID-19, en Lara se limitó el despacho de combustible a vehículos de uso oficial, personal de salud y pacientes crónicos. Pero los pacientes renales denuncian que son excluidos en las estaciones de servicio y de cada 10 vehículos que pasan a los surtidores al menos ocho pertenecen a funcionarios de seguridad.

3.8/5 (5)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO