Gaiteros en Zulia celebran su día entre añoranza y restricciones

Hace 50 años falleció el Monumental de la Gaita, Ricardo Aguirre, el hombre con más influencia entre los gaiteros en el estado Zulia. A él se debe la proclamación de el Día del Gaitero desde 1983. En la región expresan que la gaita, más que un género, es un sentir

304
Los gaiteros luchan por falta de patrocinio y han disminuido las presentaciones en eventos. Foto: Archivo

Santa Bárbara de Zulia. Este viernes, 8 de noviembre, los zulianos conmemoran el Día del Gaitero. Lo hacen con añoranza y en medio de las restricciones para dar a conocer la protesta a través de la radio. «Sin duda, este día no será celebrado como antes porque hay muchos de nuestros hermanos que se fueron del país, agrupaciones que desaparecieron, han bajado las presentaciones y el respaldo de los empresarios», comentó Víctor Manuel Sanabria Páez, con 12 años inmerso en agrupaciones de gaita zuliana, género musical patrimonio de los venezolanos.

Sanabria, de 32 años, es psicólogo egresado de la Universidad Rafael Urdaneta y su talento es la interpretación, aunque también toca charrasca, cuatro y furro. Para él es inevitable comentar que los venezolanos pasan un difícil momento, pero aun así es optimista y afirma que el género musical no desaparecerá por más difíciles que sean las circunstancias. A su juicio, la producción ha mermado nacionalmente, pero reconoce que la diáspora ha posibilitado que varios de sus colegas propaguen las composiciones propias y tradicionales entre los venezolanos radicados en los países de acogida.

LEE TAMBIÉN

El Pitazo estrena su gaita Venezuela añora su luz


Este músico gaitero lamenta que la esencia de la protesta, característica de las tonadas que se escuchan con más frecuencia en las emisoras de radio en el último trimestre del año, se haya perdido con las restricciones impuestas por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) a las estaciones radiofónicas que intenten criticar la gestión gubernamental.

Los gaiteros, así como los medios de comunicación, han sido censurados por quienes dirigen el Gobierno en Venezuela, el mismo Gobierno que en el año 2014 decretó la gaita como bien patrimonial de interés cultural y artístico de la nación desde el centro de arte Lía Bermúdez, de Maracaibo.

Víctor Manuel Sanabria afirma que parte de las añoranzas del gremio es la capacitación que hasta hace un par de años ofrecía la Fundación para la Academia de la Gaita Ricardo Aguirre del estado Zulia (Fundagraez), a la cual el Gobierno le cambió el nombre y le adicionó el término Ritmos Autóctonos.

En Santa Bárbara de Zulia, de donde Sanabria es oriundo y donde ejecutó parte de su carrera profesional, integrar la academia era ostentar renombre y distinción. «Muchos colegas fueron docentes, eran bien pagados e incentivados. Se establecieron las escuelas de gaiteros y se acompañaba la labor en los liceos, pero ya eso se ha perdido en el Sur del Lago y otros municipios del Zulia», refiere Sanabria Páez a El Pitazo. Incluso la Alcaldía del municipio Colón lleva más de cuatro años sin hacer el festival gaitero y para este día no tienen una actividad para ser reconocidos, como solía hacerse en períodos gubernamentales del pasado.

Este 8 de noviembre se cumplen 36 años desde que uno de los gobernadores del Zulia en el pasado, Humberto Fernández Auvert, declaró en 1983 el día de quienes interpretan más que un género, un sentir. «Esto lo llevamos en la sangre, en los genes. Desde que fuimos concebidos nos gusta la gaita», dice el intérprete musical.

Precisamente, el Día del Gaitero se estableció por el día del fallecimiento, en 1969, de Ricardo Aguirre, el padre de la gaita, más conocido como el Monumental. Fue este compositor quien en sus años dorados rompió los esquemas de la vieja gaita e incorporó bajos, efectuó transformaciones en cuanto a polifonías y compuso letras, como «La grey zuliana», que aún siguen aflorando sentimientos entre propios y extraños de la tierra donde nació el género que los venezolanos tararean y bailan en la temporada navideña.

Víctor Sanabria no conoció en persona a Aguirre, pero logró conocer y adiestrarse con el legado que dejó a favor del gremio. Considera que fue un zuliano luchador y valiente. Sanabria tuvo la oportunidad de conocer en la capital zuliana a parte de la familia del cantautor y expresa que aun sin conocerlo es baluarte y ejemplo de valentía, pero también de amor por hacer con pasión lo que más le gustaba.

Este año la Gobernación de Zulia y las alcaldías de Maracaibo y San Francisco efectúan festivales en los que reconocen el talento de compositores, agrupaciones y cantantes. Algunas de estas organizaciones gubernamentales incentivaron la participación con premios en dólares, la moneda del país norteamericano que según el gobernante Nicolás Maduro, sanciona a su gobierno.

DÉJANOS TU COMENTARIO