FOTOS | Polilara exigió a trabajadores de ambulatorio quitar carteles de protestas

Sin ambulancias, medicinas, agua ni oxígeno se encuentra el ambulatorio de Bobare. El viernes 12 de febrero hubo una protesta silenciosa a través de carteles, pero funcionarios de la Policía del estado Lara exigieron al personal de salud que los quitaran de inmediato

92
No hay médico y por falta de agua solo se atenderán estrictas emergencias, decían algunos de los carteles que se veían en el ambulatorio de Bobare | Foto: Cortesía vecinos

Irma Carucí, habitante de la población de Bobare, denunció a El Pitazo, que el único ambulatorio de la parroquia, que queda aproximadamente a 33 kilómetros de la capital del estado Lara, Barquisimeto, solo cuenta con la presencia de un médico una vez a la semana, no tienen medicinas ni ambulancia desde hace cinco años.

El viernes, 12 de febrero, hubo una protesta silenciosa en el centro de salud, con pancartas que expresaban las carencias dentro del ambulatorio, como falta de agua, insumos, déficit de personal y más, pero funcionarios de la Policía del estado Lara (Polilara) se acercaron y exigieron al personal de salud que quitaran todos los carteles.

Esta información fue recogida por la señora Carucí, afectada por la situación del ambulatorio. De igual manera, los habitantes de Bobare mostraron las fotografías que lograron tomar antes de que quitaran todas las pancartas.

“Los trabajadores nos contaron a varios vecinos lo que ocurrió y también lo que necesitan para el ambulatorio, pero no quisieron decir sus nombres porque tienen miedo y además comentaron que no han tenido el apoyo de la población las veces que han protestado”, dijo Irma Carucí a El Pitazo.

LEE TAMBIÉN

Miranda | Sin atención médica habitantes de El Jarillo por cierre de ambulatorio

Desde hace cinco años no cuentan con una ambulancia, tampoco les llega agua por tubería y tienen déficit de personal médico y obrero.

“Solo una doctora cumple veinticuatro horas de guardia cada seis días, porque desde la Dirección de Salud no han dado contrato a los médicos que viven en Bobare. La planta eléctrica no la pueden poner en funcionamiento porque no tienen gasolina para encenderla”, detalla Carucí.

Una de las pancartas en el ambulatorio llamaba la atención para las embarazadas: “sin médico de guardia no se atenderán partos”. Emergencia que se suma a la falta de ambulancia para trasladar a las mujeres en trabajo de parto al Hospital Central Universitario Antonio María Pineda.

LEE TAMBIÉN

Yaracuy | Habitantes de Urachiche se quejan por falta de medicinas en ambulatorio

Bombonas sin oxígeno

En el ambulatorio de Bobare tienen dos bombonas de oxígeno que no pueden utilizar porque están vacías. En el área de pediatría no tienen un nebulizador exclusivo para niños, mientras que el alumbrado y el sistema de ventilación tienen fallas.

En la cocina no tienen gas doméstico ni cocina eléctrica y el personal tampoco ha recibido dotación de uniformes, material de bioseguridad para prevenir el contagio del COVID-19 ni la bolsa de comida a través del Clap.

Las áreas necesitan dotación de nuevos colchones, porque los que están en el ambulatorio se encuentran en malas condiciones y perdieron la cubierta impermeable que sería más fácil de limpiar para evitar focos de contaminación.

“Cuando llega una emergencia deben pedir todos los insumos a los familiares: analgésicos, macrogoteros, adhesivos, yelcos, tapabocas, hidrocortisona, atropina. Estos dos últimos deberían tenerlos de manera permanente por ser un área rural propensa a emergencias por envenenamiento y mordedura de serpientes”, dijo Irma Carucí.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.