Feligreses acuden a las misas de aguinaldo en el Sur del Lago

Este domingo, 15 de diciembre, se inició la novena al Niño Jesús en vísperas de su nacimiento. Previo a la eucaristía no se escucharon fuegos artificiales ni hubo parrandita a la salida del templo

91
| Foto Edwin Urdaneta

Santa Bárbara de Zulia.- En el templo católico de San Carlos, capital del municipio Colón, Sur del Lago, comenzaron las tradicionales misas de aguinaldo. Las también llamadas misas de gallo, porque se celebran a muy tempranas horas matutinas y coinciden con el despertar de los vecinos mientras escuchan el canto del ave, comenzaron en el recinto sagrado a las 5:00 am de este domingo, 15 de diciembre.

Al menos 300 personas llenaron las seis filas de bancas alojadas en la catedral San Carlos Borromeo, donde cumplen el rezo de la novena al Niño Jesús en la víspera de su nacimiento. En la misa de gallo el oratorio lucía la fachada con luces led de cuatro tonos, que cambiaban sutilmente simulando un arbolito. Había decoración navideña en la cartelera; en el ambón, donde predican las sagradas escrituras; y en el altar, donde consagran el pan y el vino. La nave central tenía telas blancas colgantes con bambalinas doradas.

LEE TAMBIÉN

26 ONG realizaron mega jornada en sector Las Piedras de Paraguaná

En el ala derecha, la parroquia eclesiástica erigió un arbolito, justo al lado del sagrario. A la izquierda, donde el coro canta gaitas y músicas de alabanza, ubicaron el pesebre. Este año se hizo inmenso; tanto, que los feligreses pueden apreciar el recorrido que hizo la Virgen María desde la anunciación del ángel hasta el recibimiento de los Reyes Magos. El lugar donde nació Jesús, sin embargo, no tenía luces porque los comercios locales le cobraban 400.000 bolívares al sacerdote Marcos Molina por un juego de las más económicas y singulares. Esto lo confirmó una integrante del Consejo Pastoral.

Carmen Bravo, quien reside a cinco cuadras del templo, asegura que no se pierde ni un solo año la tradición. Por seguridad, va acompañada por dos de sus vecinas. La inseguridad es la principal amenaza que impide que año tras año la gente acuda masivamente a cumplirle a Dios a esa hora. Esto lo remarcó el presbítero Molina desde el atril.


Al momento de las ofrendas, no se apreció, como en ediciones anteriores -antes de arreciar la crisis económica en Venezuela-, que oferentes o asistentes llevaran cestas de comida no perecedera, ropa o juguetes. El clérigo indicó que este año el tema de las ofrendas se mantiene y que además repartirán sobres para que quien pueda ofrezca dinero en efectivo. Agregó en plena eucaristía que los repuestos y mantenimiento de los acondicionadores de aire están cada vez más costosos.

En la homilía, el padre Marcos les decía a los fieles que no importaba si no tendrían grandes cenas o estrenos este año. Les dijo que lo más importante era que para el 25 de diciembre a medianoche las familias estuvieran unidas en torno al nacimiento del hijo de Dios. «Debemos reconocer que esto no está fácil», refería sin ánimos de hablar de política. «Por eso siempre me critican, pero uno debe hablar de lo bueno y lo malo», afirmó el sacerdote.

La misa de gallo transcurrió y culminó con la frase cantada y al ritmo de percusión: «Dulce Jesús Mío, mi niño adorado, ven a nuestras almas; ven, no tardes tanto».

Hasta hace unos cuatro años, a la salida de la celebración era común que los oferentes llevaran desayuno, café, bebidas achocolatadas o algún canapé para compartir con los asistentes. En la primera de estas misas no hubo ningún pequeño alimento para compartir entre la feligresía. Este pequeño desayuno es una de las tradiciones del pasado reciente que ahora imposibilita la hiperinflación.

«Esto ya no es igual que antes. A lo mejor otro día, quizá el 24 de diciembre, nos comparten algo», dijo una creyente a las afueras del lugar donde se congrega cada domingo. En efecto, mucho ha cambiado, porque antes de la eucaristía no se escucharon fuegos artificiales ni hubo parrandita a la salida del templo

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 5 / 5. Votos: 1

DÉJANOS TU COMENTARIO