Familias de San Felipe necesitan más de Bs. 300.000 para pasaje

56
Pocas son las entidades bancarias ubicadas en el municipio San Felipe que dispensan Bs. 100.000 por taquilla al cliente | Foto: Johana Prieto Andrade

San Felipe.- Entre Bs. 315.000 y 405.000 en efectivo debe tener una familia constituida por cuatro integrantes del municipio San Felipe, en el estado Yaracuy, para poderse movilizar en transporte público durante una semana.

El pasaje urbano que tiene un valor de Bs. 3.500 en autobús y 4.500 en carrito por puesto obliga al sanfelipeño a visitar diariamente las entidades bancarias para poder contar con el dinero necesario y, así, cubrir el gasto que genera el servicio de transporte dentro del casco de la capital yaracuyana.

LEE TAMBIÉN

Nuevo aumento de pasaje en la ruta Machiques-Maracaibo

La poca cantidad de dinero en efectivo que dispensan las entidades bancarias por taquilla y cajeros automáticos, cuyo monto no sobrepasa los Bs. 100.000 y 30.000, se ha convertido en una ‘tortura’ para el cliente, quién exigen que la restricción del monto límite para transacciones bancarias sea eliminado.

Nabor Liscano, es uno de los clientes del Banco Bicentenario que reprochó la ínfima cantidad de dinero que otorga el banco. «Bs. 50.000 a nadie le alcanza para pagar pasaje urbano para una semana».

Liscano asegura que semanalmente gasta Bs. 315.000 para llevar y traer a sus tres hijos de clases y, posteriormente tomar un autobús para ir al trabajo. Actualmente el pasaje urbano es de Bs. 3.500 en autobús, mientras que en carrito por puesto es de Bs. 4.500 de lunes a sábado.

LEE TAMBIÉN

Aumento del pasaje en Trujillo desaparece el salario mínimo

La situación para este asalariado no es fácil, ya que aparte de su trabajo formal realiza trabajos extras para completar el dinero que le hace falta para costear el gasto que implica el servicio de transporte público.

Al igual que a Nabor Liscano, muchos de los sanfelipeños exigen que la cantidad de dinero que dispensan las entidades bancarias sea elevada para, de esta forma, reducir el número de visitas que hacen al banco a la semana.

Cristopher Mendoza, trabajador del Mercado Municipal de Independencia, dijo que en la capital yaracuyana son pocos los bancos que dispensan al cliente Bs. 100.000 diario, monto que solventa por un par de días el problema del dinero en efectivo para el pago del servicio de transporte en autobús.

Pero no todos los usuarios corren con la suerte de tener alternativas para su movilización en el transporte urbano.

En la capital yaracuyana hay sectores como la urbanización San Antonio donde los únicos medios de transporte son: carritos por puestos, taxis y el Bus-Yaracuy; este último su servicio es inestable ya que la unidad la mayoría de las veces la habilitan para prestar servicio de traslado al personal de Corposalud o para actividades políticas dentro y fuera del estado Yaracuy.

Yélikar Albornoz, habitante de la urbanización San Antonio, aseguró a El Pitazo que para ahorrar gastos en pasaje urbano lleva a su hija de 7 años caminando al colegio. La distancia que existe entre la urbanización San Antonio al Grupo Escolar República de Nicaragua, lugar donde estudia la hija de Albornoz es de un kilómetro aproximadamente.

«Ha sido duro para mi hija caminar todos los días hasta la escuela y, eso me entristece porque los maestros me comentan que se queda dormida en clases producto del cansancio», dijo.

Situación similar le ocurre a María Torres, quién solo lleva a sus tres hijos a la escuela cuando consigue dinero en efectivo.

Esta ciudadana residenciada en la parroquia Albarico necesita más de Bs. 350.000 a la semana para gastos en pasaje. Dijo que, debido al aumento del pasaje urbano, la inestabilidad de las rutas sociales subsidiadas por el gobierno regional y el poco dinero en efectivo que ofrecen los bancos ha solicitado ante la Zona Educativa la zonificación de sus hijos hacia una escuela más cercanas a su domicilio.

Otros ciudadanos consideraron que la solución al problema de la escasez de dinero en efectivo es la eliminación de la restricción del monto que se puede dispensar por taquilla y cajeros automáticos de entidades bancarias.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO