25.3 C
Caracas
lunes, 26 octubre, 2020

Familias afectadas por tragedia en la sierra de Perijá denuncian ayuda insuficiente

El pasado 3 de octubre se desbordaron los ríos Kunana, Toromo y Yaza, ubicados en la sierra de Perijá. La tragedia afectó a la comunidad yukpa de Toromo, que hoy cuenta con dos muertos, tres personas desaparecidas y varias familias damnificadas

-

Faltan pocas horas para que se cumplan dos semanas de la tragedia ocurrida en la sierra de Perijá. Ese hecho grabó un antes y un después en las comunidades indígenas afectadas, pues dejó como resultado dos muertos, tres personas desaparecidas y varias familias damnificadas.

Las constantes lluvias en la zona provocaron el desbordamiento de los ríos Kunana, Toromo y Yaza, ubicados en la sierra de Perijá. Las corrientes de estas aguas fluviales trajeron consigo una cantidad de materiales, como piedras, troncos y sedimentos, que arrastraron con todo tipo de objeto en el camino.

Árboles, carros, siembras enteras, vacas, cochinos, perros y otros animales fueron arrastrados por el agua, mientras que las casas fueron tapadas por la corriente y quedaron cubiertas por el lodo.


LEE TAMBIÉN: 

LEÑA ARTESANAL SUSTITUYE LAS BOMBONAS DE GAS EN LAS ESCUELAS DE GUAJIRA

Durante la primera semana observamos en Toromo, una de las zonas afectadas, un equipo de hombres y mujeres pertenecientes al Cuerpo de Bomberos, Protección Civil, Inparques y a la Fuerza Armada. Todos colaboraban con la comunidad para organizar los centros de refugio para los indígenas que perdieron todo.

También estuvo un equipo de médicos y vacunadores que realizaba recorridos casa por casa y entregaba medicamentos sin ningún tipo de indicación médica a los habitantes de la comunidad Las medicinas eran acetaminofén, un blíster de paracetamol y amoxicilina.

Faltan pocas horas para cumplir dos semanas de la tragedia y todavía los habitantes de la zona exigen mayor atención por parte de las autoridades, lo que significa que el auxilio ha sido insuficiente. 

- Advertisement -

Guillermina Panapera, habitante del Centro Piloto Yuturba de la cuenca Toromo, exigió a las autoridades mayores cuidados a las familias más afectadas.

Miembros de diferentes comunidades decidieron construir casas improvisadas a más de dos kilómetros de donde vivían. Al lugar se trasladaron a pie | Foto: Johandry Andrea Montiel

“De verdad que nosotros somos una de las familias más afectadas, porque perdimos cinco sobrinos; sin embargo, la ayuda que hemos recibido ha sido muy poca. Nos han dado alimentos, pero no es suficiente para todos los integrantes de nuestra familia. Nos dieron una compotica para cada niño para todo el día”, precisó Panapera.

La mujer yukpa dijo que vecinos de la zona les han brindado un techito para dormir, pero siguen durmiendo en el suelo porque no tienen nada. «Recibimos una colchoneta, pero tenemos varios niños y una sola no alcanza para todos», enfatizó. Panapera aprovechó para hacerles un llamado a los caciques de las diferentes comunidades para verificar de manera eficaz quién debe recibir la ayuda.

Por su parte, el viceministro para la Gestión de Riesgo y Protección Civil, Randy Rodríguez, explicó en una rueda de prensa junto al gobernador del Zulia, Omar Prieto, que el equipo formado por bomberos y Protección Civil inspeccionó 30 centros pilotos que conforman más de 240 asentamientos indígenas de las etnias yukpa y wayú y personas no indígenas que tienen parcelamientos en la zona y que resultaron afectados por el evento hidrometeorológico adverso.

Familias que quedaron sin vivienda, sin nada, cocinan en terrenos improvisados | Foto: Johandry Andrea Montiel

La alcaldesa del municipio, Betty de Zuleta, informó que desde el primer momento del evento se desplegó un equipo local para la asistencia de las comunidades indígenas. “En lo que se refiere a la salud, se ha mantenido en la zona un equipo médico de la Gobernación de Zulia y la Fundación Vida Zulia, quienes están atendiendo a niños y adultos y garantizándoles medicamentos«.

La autoridad local destacó que han entregado agua potable, alimentos, pañales para la atención de los niños, comida enlatada y diferentes enseres. Señaló que esta acción fortalecerá el trabajo mancomunado que se está haciendo como política pública a través del Ejecutivo nacional, regional y municipal.

A pesar de la presencia de las autoridades, los habitantes de las zonas afectadas insisten en que la ayuda que ha llegado por parte de los entes gubernamentales es muy poca para atender a los habitantes de la sierra de Perijá. Muchos coinciden en que antes de la tragedia ya tenían graves problemas para el cuido de la salud, como la falta de médicos en la zona y falta de medicinas en los ambulatorios, lo que imposibilita atender casos de paludismo o cualquier tipo de enfermedad. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado