Familiares: “Si existe dinero para campañas, también debería haber para los niños con cáncer”

Este martes, 2 de noviembre, un grupo de padres de niños con cáncer protestó frente a la Gobernación de Lara para reclamar dotación de medicamentos y personal capacitado en el servicio de oncología del Hupaz. Las quimioterapias fueron suspendidas el 1° de noviembre y los familiares desconocen cuándo reanudarán los tratamientos

183
Padres de niños con cáncer manifestaron este 2 de noviembre frente a la Gobernación de Lara por la suspensión de quimioterapias, déficit de insumos y personal en el hospital pediátrico de Barquisimeto | Foto: Liz Gascón

Barquisimeto.- “Si existe dinero para campañas políticas, también debería haber para los niños con cáncer”, asegura Edgar Díaz. Su hijo, Julio, de 12 años de edad, es uno de los 30 pacientes oncológicos afectados por el déficit de insumos y personal en el Hospital Universitario de Pediatría Agustín Zubillaga (Hupaz) de Barquisimeto. El centro de salud suspendió las quimioterapias el 1° de noviembre por falta de enfermeras para administrar los tratamientos, alertaron familiares.


Este martes, 2 de noviembre, un grupo de padres de niños con cáncer protestó frente a la Gobernación de Lara para reclamar dotación de medicamentos y personal capacitado en el servicio de oncología del Hupaz. La directora del centro de salud, Miriam Lucena, declaró a El Pitazo que la suspensión se debió a una contingencia por la ausencia de las enfermeras, pero no está previsto un cierre o paralización.


El área cuenta con dos enfermeras para atender un promedio de 25 pacientes, pero una se encuentra de reposo y la otra de vacaciones, explicaron los representantes que desconocen si reanudarán las quimioterapias esta semana.

A veces hay 14, 15 y hasta 20 niños esperando por las quimios [en el Hupaz]. El cáncer va avanzando cada día y sino las reciben están acabados. En caso de emergencias, nuestros hijos están a la buena de Dios porque hacen falta cuatro o cinco enfermeras para cumplir con los tratamientos y las quimioterapias”, contó Annys Sánchez, mamá de una adolescente con cáncer que hizo una pancarta con un llamado de atención a las autoridades. “Con la salud de los niños no se juega. Stop al cáncer infantil. Mejor salario para las enfermeras”, dice el cartel.

Escasea hasta el algodón

Díaz y Sánchez relataron que en el hospital pediátrico de Barquisimeto les piden desde el algodón o yelcos hasta los antibioticos. “Cada paciente necesita unos 60 dólares diarios entre insumos descartables y medicamentos, sin incluir las quimios. Nos la pasamos mendigando para poder completar el tratamiento de nuestros hijos. Gastamos en consultas, exámenes, sin contar las radioterapias”, sostuvo Díaz.

padres-niños-con-cancer2
Una paciente con cáncer de 12 años de edad hizo una pancarta por el derecho a la salud que alzaron en la protesta de representantes y activistas. Foto: Liz Gascón

Los costos de las quimioterapias sobrepasan los 300 o 2.500 dólares, de acuerdo con el protocolo, agregaron. Además, reportaron fallas de inventario en las farmacias de alto costo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss). “Están recibiendo los tratamientos una vez al mes y a veces los medicamentos están vencidos, entonces no podemos usarlos porque es un riesgo”, mencionaron.

Abandonan el tratamiento por falta de recursos

Según La Movida Positiva, organización sin fines de lucro que acompaña a niños con cáncer en el estado, al menos la mitad de los pacientes del Hupaz fueron referidos al servicio de hemato oncología del Hospital Pastor Oropeza del Ivss, pero este centro tampoco tiene la capacidad de personal ni infraestructura para recibir a más pacientes. 

“El derecho a la salud está contemplado en la Constitución y esa ayuda no se da porque las mamás nos llaman a nosotros hasta para pedirnos un adhesivo o alcohol. Los niños son el futuro y los están dejando morir”, declaró Jennifer Peña, presidenta de La Movida Positiva.

La misma organización señala que en Lara había un censo de 137 niños con cáncer tratados en el Hospital Universitario de Pediatría Agustín Zubillaga y el Hospital Pastor Oropeza, pero al cierre de 2021, 57 pacientes abandonaron las quimioterapias porque el Estado no suministra todos los medicamentos y los padres no tienen los recursos para cubrir los gastos o incluso movilizarse desde municipios y estados foráneos.

Las mamás están desesperadas. Tienen que esperar bajo el sol, pese a las contraindicaciones médicas, para poder montarse en transporte público. Está la situación de Cristopher, un niño que se traslada al hospital en camiones de piña estando propenso a contraer cualquier enfermedad. Pareciera que no hay un interés sincero para resolver la situación de los pacientes crónicos. Los niños son el futuro y los están dejando morir”, reiteró Peña.

Los padres de los niños con cáncer informaron que continuarán con las protestas hasta obtener respuestas de las autoridades. “En muchas oportunidades se han hecho reuniones con la directiva [del Hupaz] y en octubre fue el gobernador Adolfo Pereira al hospital. Se les ha planteado el problema en el servicio y no se ha cumplido con nada. Ellos tienen que capacitar personal suficiente para administrar las quimios”, subrayó Díaz. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.