Falla de transmisión y de combustible agrava apagones en Táchira y Sur del Lago

Al menos en 15 por ciento se redujo la generación térmica en las plantas de la región andina por falta de combustible, según aseguró el ingeniero José Aguilar, experto en análisis de riesgos eléctricos

217
| Foto: Archivo referencial

Maracaibo.- Los habitantes de Táchira y del Sur del Lago de Maracaibo, en Zulia, padecen de severos apagones desde el pasado domingo. Hay sectores de San Cristóbal que en los últimos tres días apenas gozaron de cuatro horas diarias con el servicio eléctrico y zonas de Santa Bárbara del Zulia que estuvieron 42 horas continuas sin electricidad. 


LEE TAMBIÉN: 
TÁCHIRA: HABITANTES DE SANTA ELENA ADVIERTEN COLAPSO DE LA VÍA POR LLUVIAS



Lo que agravó la crisis eléctrica en Táchira y el Sur del Lago, que se alimenta energéticamente desde Los Andes, fue una falla en el sistema de transmisión entre las subestaciones Vigía II y Vigía III, de esta última sale la única conexión que alimenta a Táchira. La línea de 230 kilovoltios que comunica ambas subestaciones quedó fuera de servicio el domingo 16 de junio.

Según reportes de Corpoelec, la indisponibilidad de la línea es por la avería de un interruptor que hasta el lunes en la tarde no había sido solucionado en la subestación El Vigía II. “Se requiere una válvula y el repuesto encontrado no funcionó”. Por esa razón, no se pudo alimentar Táchira y los municipios del Sur del Lago.

La transmisión no mejoró el martes debido a fallas en el sistema que sacaron de servicio la línea 1 en 115 kilovoltios entre las subestaciones El Vigía y La Fría II, y otra entre las subestaciones Tovar y La Grita. Entre las consecuencias de la falla se registró que la unidad 21 de la planta Santa Bárbara y la 4 en la planta Casigua, ambas en el Sur del Lago; aunado a las unidades 1 y 2 de la planta San Agatón en Táchira se dispararon y hubo problema de arranque.

Ante las dificultades para enviar electricidad a través del Sistema Interconectado Nacional hacia Los Andes, una de las opciones para alimentar de energía es a través de las plantas térmicas, pero su generación está disminuida por fallas en el despacho de combustible y equipos averiados, según aseguró José Aguilar, expertos en análisis de riesgos eléctricos.

El ingeniero indicó que en la última semana disminuyó en 15 por ciento la generación térmica en las plantas de Los Andes por falta de combustible. Precisó que la generación eléctrica de la región andina, entre térmica e hidroeléctrica, es de apenas 637 megavatios. Aseguró que la térmica Don Luis Zambrano, en Mérida, está fuera de servicio, y que la represa La Vueltosa, con una capacidad de 514 megavatios, apenas genera 190 MW en las horas picos. “Solo funciona una de sus dos turbina por algunas horas en el día”.

DÉJANOS TU COMENTARIO