Falcón | Puerto de Zazárida es un reposadero de embarcaciones en espera de combustible

Los pescadores de esta zona, que conserva una parte de la historia de Venezuela, han vivido por años con promesas incumplidas mientras cada día ven cómo desaparece la pesca artesanal, con la que se acostumbraron a vivir de generación en generación

125
Los pescadores hacen largas colas para surtirse de combustible una vez al mes. Foto: Cortesía pescadores

Punto Fijo.- En el puerto pesquero de Zazárida, ubicado en el municipio Buchivacoa del estado Falcón, en el occidente de Venezuela, se instalaron al menos 300 embarcaciones de los habitantes de la zona, quienes toda la vida se han dedicado a la pesca en sus distintas formas; sin embargo, con la crisis del combustible que atraviesa el país se han visto severamente afectados, al punto de que solo salen a faenar una o dos veces por mes. 

Pescadores de la zona refieren que la falla con el combustible imposibilita la labor diaria y el arrime de pescado de uno de los puertos más importantes del estado. Esta crisis ha hecho que se queden sin el sustento diario de sus familias, lo cual se ve reflejado en las condiciones en las que se encuentran el pueblo y su gente. 

Los habitantes de la zona nacen y crecen en medio de la faena de pesca, actividad histórica en el lugar, por lo cual se han convertido en el principal puerto de arrime de pescado en el estado Falcón. No obstante, la crisis humanitaria y compleja que afecta a Venezuela también ha golpeado a esta población. 

Actualmente los pescadores de los sectores Puerto Zazárida, Matica e Yabo y Cuaracume de Zazárida fueron divididos en grupos para recibir el combustible que llega una vez a la semana a la estación de servicio de la comunidad y que es repartido por el consejo de pescadores. Yesenia Gómez, representante del Consejo del Poder Popular de Pescadores y Acuicultores (Conppa) del Puerto de Zazárida, reconoce que el combustible que llega es insuficiente para abastecer a todos los que se dedican a la pesca semanalmente, como se hacía en años anteriores. Por ello la nueva modalidad es mensual.

Pescadores sumergidos en la necesidad 

Ante la modalidad que les impone Conppa, los pescadores han tenido que reinventarse para poder subsistir. Muchas veces compran gasolina prémium para poder trabajar, pero la situación de la gasolina va «de mal en peor», según afirmó Oliver Mavárez. 

Otros pescadores han optado por dedicarse a otra actividad. Quienes tienen carro hacen transporte; otros desempeñan diversos oficios, como la albañilería y la limpieza. «No podemos dejar morir de hambre a nuestras familias. Hay que salir a buscar lo que sea para poder comer todos los días, aunque sea dos veces. La situación es cada vez es peor. Anteriormente las embarcaciones se veían en el muelle cuando veníamos a descansar, pero ahora la mayoría dura semanas sin salir porque no hay combustible», lamentó Mavárez. 

pescadores-puerto-falcon1
El puerto pesquero de Zazárida es un reposadero de embarcaciones. Foto: Cortesía pescadores

Derrames de petróleo también los afecta 

Durante los últimos dos años El Pitazo ha reportado al menos cinco derrames de petróleo del oleoducto que lleva crudo de Bajo Grande a las refinerías del Complejo Refinador de Paraguaná y que atraviesa el golfete de Coro. Esas corrientes petroleras han afectado a los pueblos pesqueros ubicados en esta área, entre ellos Zazárida y Río Seco. 

Las embarcaciones de Zazárida también se han manchado de crudo cuando están en plena faena y se les han dañado utensilios básicos para la pesca. Anteriormente, Pdvsa indemnizaba a los pescadores cuando se generaba algún daño, pero desde hace más de 10 años los trabajadores del mar no recuerdan haber tenido ninguna ayuda de la industria petrolera.

Uno de los pescadores indicó que la industria petrolera manda a sellar la tubería días después de que ellos avisan del derrame, y pueden pasar hasta 15 días para que eso ocurra. Cuando ya ha transcurrido este tiempo, el derrame ha llegado bien lejos, a las orillas y embarcaciones. «Tampoco se hace la limpieza de las aguas ni de la arena y por eso las especies marinas cada día se alejan más», dijo otro pescador que prefirió no identificarse. No hay una contabilización de pérdidas, pero sí saben que es mucho.

Promesas sin cumplir 

En febrero de 2020, el Gobierno nacional y el regional sostuvieron un encuentro con pescadores de Zazárida y prometieron convertirlo en un puerto pesquero potencia. En la actividad acordaron brindar apoyo técnico y de seguridad, instalar una base del Comando de Guardacosta para velar por la seguridad de los trabajadores del mar, hacer rehabilitaciones en las casas de pescadores, escuelas y ambulatorios de la zona a través de la Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor, así como también mantener al día la información de las embarcaciones. 

Parte de este trabajo se comenzó a hacer en la precampaña para las elecciones regionales, debido a lo cual se logró activar el Comando de Guardacostas, mejoraron el alumbrado público de algunas zonas y pintaron parte de la escuela y el ambulatorio. Sin embargo, los implementos de trabajo y las viviendas de los pescadores no han sido mejoradas ni adecuadas.

“Hace años que no pinto mi casa y a duras penas mantenemos la embarcación porque esa es la que nos da de comer. Aquí no hay créditos ni nada para el pescador y cada día estamos peor. Por eso la gente busca irse del país; es una manera de que la familia no se muera de hambre. Pero si uno dice algo es ‘un traidor», dijo un pescador de la zona que prefirió mantener el anonimato.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.