21.6 C
Caracas
viernes, 5 marzo, 2021

Falcón | Enfermeras han migrado al emprendimiento para mantener a sus familias

La mayoría ha tenido que dedicar su tiempo libre a desarrollar un oficio que les genere ingresos para llevar alimentos a sus familias, ya que el salario que devengan en los hospitales no llega a dos dólares mensuales

-

Punto Fijo.- Un grupo de enfermeros, camilleros y camareras que trabajan en los hospitales de Paraguaná protestaron la mañana de este martes 23 de febrero en el elevado del hospital Doctor Rafael Calles Sierra en Punto Fijo para exigir salarios justos y condiciones óptimas en sus puestos de trabajo.

Lo poco del gremio que queda al servicio de los hospitales de Paraguaná se unió al llamado nacional de protesta para exigir salarios dignos, además de condiciones óptimas de trabajo. Norka Otero, presidenta del Colegio de Enfermeras en Paraguaná, aseguró que no tiene un número exacto de las que quedan al servicio ya que las jefas de enfermerías son amedrentadas por las autoridades de la salud, que les impiden dar números exactos de la situación.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Médicos de hospital de Perijá piden renuncia del director por irregularidades

Otero aseguró que esta protesta busca que los trabajadores de la salud sean escuchados, porque lo que ganan no les alcanza ni para pagar el pasaje.

«Los trabajadores no renuncian, simplemente dejan de asistir a sus puestos porque no tienen ni para los pasajes, lo que ganan no les alcanza ni para comer un día. En las áreas de salud se puede conseguir una guardia con una sola enfermera para atender cuarenta pacientes, pero hay otras guardias que quedan sin personal de enfermería. No es que no quieran ir a trabajar, es que no hay las condiciones. Nosotros cuidamos a los pacientes y quién nos cuida a nosotros», se preguntó.

Hospital de Paraguaná sin área de descanso 

Una enfermera detalló durante la protesta que han tenido que descansar encima de los escritorios porque el cuarto de enfermería en el principal hospital de Paraguaná Doctor Rafael Calles Sierra, funge como depósito. Los baños tampoco están operativos ni tienen servicio eléctrico.

«Durante los servicios estamos una o dos enfermeras para atender unos cuarenta pacientes. Para la guardia traemos hasta el agua que nos tomamos, porque no hay nada. Nosotros cuidamos a los pacientes, quién nos cuida a nosotros», se preguntó la enfermera con 15 años de servicio que prefirió declarar sin identificarse.

El poco personal que aún acude a los hospitales se concentró incluso después de sus guardias nocturnas. Foto: Irene Revilla.
- Advertisement -

Agladys Bustillo, enfermera nocturna de terapia intensiva en el hospital de niños de Judibana, dijo que la misma situación sufren en este centro de salud al que muchas enfermeras dejaron de acudir por la falta de transporte público, los bajos salarios y las pésimas condiciones a las que están sometidas. 

«Es justo que cobremos un salario real, ajustado a la realidad del país. Yo lo abandono el hospital porque me da lástima dejar botados a los niños que llegan allá, pero he tenido que preparar tortas para poder sobrevivir y llevar algo de comer a mi casa, porque con el salario que tengo no compro ni un cartón de huevos», dijo Bustillo.

LEE TAMBIÉN

Especialista Aguilar: sistema eléctrico carece de condiciones para cubrir demanda en próximos meses

Así como Bustillo, las demás enfermeras han desarrollado otras habilidades para  generar ingresos. Hacen dulces, platos típicos, manualidades y otras han desarrollado la costura para vender en sus hogares los productos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado