23.1 C
Caracas
domingo, 9 mayo, 2021

En Zulia marcharon a pesar de la represión y las amenazas

-

Equipo de corresponsales en Zulia: Sheyla Urdaneta |Nataly Angulo | Mayreth Casanova | Eira González | Johandry Andrea Montiel

Maracaibo.- Los marabinos marcharon el sábado 23 de febrero vestidos de blanco, con banderas de Venezuela y pancartas con mensajes dirigidos a la Fuerza Armada Nacional, a la que piden dejar entrar la ayuda humanitaria.

Danny Perdomo, trabajador de Pdvsa PetroBoscán, se sumó a la marcha que se inició en la avenida Las Delicias. Es la primera vez que marcha junto a la oposición. Lo hizo porque quiere un país donde sus hijos no pasen hambre y para que entre la ayuda humanitaria.

“Antes salía a marchar a favor del Gobierno, pero dentro de Pdvsa hemos vivido las calamidades. Es la primera vez que marcho con la oposición para pedir que entre la ayuda humanitaria y para que mis hijos no pasen hambre”, dijo el hombre de braga azul con la insignia de la petrolera estatal.


LEE TAMBIÉN: 

OPOSICIÓN SE CONCENTRA EN ZULIA PARA MARCHAR A CUARTELES MILITARES

“De nada sirve proteger un trabajo que el salario no te alcanza para comer. Mis hijos se han acostado sin comer y han llorado por hambre y he llorado con ellos, porque me indigna ver a mis hijos pasar necesidades, que no puedo cubrir con un salario de 3.000 bolívares”, agregó el trabajador que reside en el municipio San Francisco, junto a sus cuatro hijos y su esposa.

Perdomo caminó junto a miles de personas por la avenida 5 de Julio, mientras lo saludaban y apoyaban por estar presente en la marcha sin temer ser un empleado público. Se unió a las consignas de «Libertad” y “Maduro vete ya” que gritaron en la marcha.

- Advertisement -

Pero ni Perdomo ni el resto de los manifestantes logró llegar hasta el Cuartel El Libertador, donde estaba previsto que terminara la manifestación de opositores. Funcionarios de la Guardia Nacional se apostaron a 100 metros de la instalación militar e impidieron el paso.

Los marabinos, quienes marcharon de forma pacífica, enviaron mensajes a los funcionarios. “Permitan que entre la ayuda humanitaria. Esto es también por ustedes y por sus familias”, gritó una activista por el parlante. Pero la respuesta de la unidad militar fue encender las sirenas de los vehículos para evitar escucharlos y 20 minutos después reprimieron.

En Maracaibo pidieron que dejaran entrar la ayuda humanitaria, mientras la Guardia Nacional reprimió con bombas lacrimógenas. Lo mismo ocurrió en la Costa Oriental. En Machiques, la alcaldesa, por decreto, quiso impedir que marcharan

 Marabinos marcharon desde la avenida Las Delicias hasta la sede del Cuartel El Libertador. Foto: Nataly Angulo

Al menos una docena de bombas lacrimógenas lanzaron hacia las decenas de miles de personas que estaban concentradas, entre ellas niños y ancianos. Los manifestantes corrieron para huir de los gases, que les dificultó la respiración y los hizo llorar.

La concentración se dispersó y se acabó minutos después de la represión de los uniformados, que además golpearon a dos manifestantes en una de las calles alternas de 5 de Julio.

Carla Camacho, maestra que marchó, les pidió a los militares que actúen con el corazón. “Pido que se pongan la mano en el corazón para aceptar esta ayuda que nos brindan otros países, ya que el gobierno actual no lo puede cubrir”.

Heridos en la Costa Oriental del Lago

Los habitantes de la Costa Oriental del Lago salieron a las calles para apoyar el ingreso de ayuda humanitaria al país, aunque fueron reprimidos por funcionarios de la policía y la Guardia Nacional.

La actividad convocada por la oposición se desarrollaba con tranquilidad antes de las acciones emprendidas por policías. En la subregión zuliana dejó como saldo varias personas heridas y un dirigente detenido arbitrariamente.


LEE TAMBIÉN: 

MURIÓ ASISTENTE DEL DIPUTADO SUPERLANO POR INTOXICACIÓN

En el municipio Lagunillas, la concentración estaba pautada en la avenida 41 con carretera N, pero amaneció minada de funcionarios de la policía municipal y guardias, quienes impedían el acceso a los manifestantes.

A las 10:00 am les pidieron que se movilizaran hasta la avenida 34, donde a pesar de las amenazas, inició la caminata con participación del gremio médico y pacientes crónicos, quienes claman por medicamentos.

En esta marcha detuvieron a José “Cheo” Mosquera, dirigente de Un Nuevo Tiempo y empresario de Ciudad Ojeda, quien participaba en la caminata. Tras su detención arbitraria, fue liberado en horas de la tarde.

Ayuda para salvar vidas

Ronny Díaz, paciente renal desde hace ocho años, es atendido en la unidad de diálisis del hospital Pedro García Clara, donde con frecuencia fallan los filtros, lo que afecta la calidad de vida de 79 personas que son atendidas allí.

“Necesitamos nuestro tratamiento, no estamos mendigando, sino pidiendo una ayuda que puede salvar nuestra vida”, dijo.

Mientras que en Cabimas, cerca del mediodía, cuando culminaba la marcha que partió desde la avenida Carnevalli hasta el Destacamento 113 de la Guardia Nacional, situado en Miraflores, fueron recibidos con gas lacrimógeno y perdigones.

Detrás de un camión 750 caminaban los ciudadanos, cuando justo frente a la sede del cuerpo policial, salió un grupo de guardias y lanzó bombas, sin considerar que había niños y personas de la tercera edad.


LEE TAMBIÉN: 

ENFRENTAMIENTOS POR LA AYUDA HUMANITARIA MARCARON PAUTA EN LA FRONTERA

Manuel Benítez, marchaba junto a su mamá cuando empezaron los perdigones y el gas. Trataron de resguardarse en una casa cercana y los funcionarios arremetieron contra la vivienda.

“Entraron a la fuerza en la casa y lanzaron bombas hasta en la sala. No estábamos haciendo nada, solo cantábamos el himno nacional y comenzó todo”, dijo.

Dirigentes políticos de Cabimas reportan la detención arbitraria de varias personas. Hasta ahora, los oficiales no han aceptado contacto para conocer sus identidades. También señalan a jóvenes heridos con balas de salva.

En el caso de los municipios Santa Rita, Valmore Rodríguez y Baralt, la jornada concluyó sin contrariedades y después de efectuar cadenas de oración, concluyó la concentración.

En Machiques

En este municipio fronterizo, el Frente Amplio y ciudadanos comenzaron a concentrarse en la plaza Rómulo Gallegos y marcharon hasta la plaza Bolívar de Machiques, sitio donde fueron juramentados los voluntarios en acción que participarán en el ingreso de la ayuda humanitaria al país.

Los manifestantes llevaban en sus manos pancartas, banderas, pitos y toda clase de mensajes referentes a la petición nacional de que llegue al país la ayuda humanitaria.

La plaza Rómulo Gallegos está a unos 100 metros de la sede de la Guardia Nacional y funcionarios custodiaban la sede, pero la marcha se desarrolló en total normalidad, a pesar de la presencia de los funcionarios.


LEE TAMBIÉN: 

JUAN GUAIDÓ: HABLAR DE CANDIDATURA PRESIDENCIAL SE APARTA DE MI ROL EN ESTE MOMENTO

“Hoy vine como una ciudadana más de este hermoso país, vine porque creo que es urgente que entre esa ayuda. Aquí en Machiques hay muchos enfermos en etapa terminal que requieren tratamientos, niños desnutridos y pare de contar; hoy grité al guardia, ‘Guardia, amigo, el pueblo está contigo”, dijo Guillermina González, manifestante.

Edgar Sandoval comentó que «nos sumamos a la actividad, a pesar del decreto que emitió la alcaldesa para impedir esta marcha en Machiques».

“Desde aquí le decimos a ella que vea a un pueblo unido, un pueblo que se organiza para llevar ayuda a los que la necesitan, ella que se dedique a trabajar, que asfalte, que busca la comida, aquí no se consigue nada”, dijo.

Restringen paso peatonal en Paraguachón

Desde la noche del viernes se restringió el paso peatonal y el acceso de vehículos a la altura del peaje San Rafael de Paraguachón.

La Guardia Nacional y el Ejército pusieron barricadas para evitar el acceso de transeúntes en la frontera de Paraguachón. Esta situación generó incertidumbre, miedo y molestia en los usuarios, transportistas y habitantes del municipio Guajira.

En Maracaibo pidieron que dejaran entrar la ayuda humanitaria, mientras la Guardia Nacional reprimió con bombas lacrimógenas. Lo mismo ocurrió en la Costa Oriental. En Machiques, la alcaldesa, por decreto, quiso impedir que marcharan

Zulianos pedían el ingreso de ayuda humanitaria al país para atender la crisis. Foto Mayreth Casanova

Un grupo de familias del pueblo indígena Wayuu utilizó las diferentes trochas de La Guajira para llegar al corregimiento de Paraguachón, donde se instaló un Punto de Mando Unificado y se espera recibir ayudas del gobierno de Colombia.

El gobernador (E) del Departamento de la Guajira supervisó la situación en la zona fronteriza. Cientos de venezolanos se concentraron en Paraguachón para exigir a Maduro el ingreso de la ayuda humanitaria al país.

En el municipio Guajira se observó poca influencia de vehículos. Usuarios de la región manifestaron que se duplicó el precio del pasaje.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado