En La Guajira denunciaron llevar dos meses sin recibir las cajas Clap y bolsas de Mercal

meta_valvx

El programa creada por el gobierno de Nicolás Maduro, para garantizar la alimentación del pueblo venezolano, hasta ahora, sólo ha demostrado humillación hacia quienes reciben este beneficio. En su inicio estos programas alimentarios lograron solventar la alimentación de las familias más vulnerable de La Guajira, al pasar el tiempo, algunos rubros fueron desapareciendo como: la leche, el pollo, la carne y los granos.

En el mes de marzo del presente año, las comunidades recibieron la bolsa alimentaria solo con cinco artículos. Ante esta situación, las familias realizaron denuncias ante los entes gubernamentales, de las que no han obtenido respuesta. Han pasado dos meses y las comunidades aún esperan sus cajas Clap y sus bolsas de Mercal.

«Yo pertenezco al eje uno de la parroquia Guajira, tenemos dos meses sin comprar la bolsa, el vocero nos dijo que teníamos que cancelar cinco mil bolívares antes de recibir la bolsa. Han pasado varias semanas y aún estamos esperando nuestras bolsas», manifestó Juan Gonzalez, quien lleva varias semanas esperando su bolsa de alimentos.


LEE TAMBIÉN: 

INVESTIGAN A DIRECTORA DE IGLESIA EVANGÉLICA CRISTO CONTIGO POR DESVÍO DE CAJAS CLAP EN LARA

Por su parte, Manuela Fernández señaló que su situación económica cada vez es mas difícil. «Esto es todo un protocolo, primero nos hacen correr para cancelar los cinco mil bolívares y ahora tenemos que esperar dos semanas para recibir la bolsa, prácticamente somos obligados a cancelar, a mi me costó mucho conseguir el efectivo. Aquí no hay nadie que vele por nosotros».

Anteriormente los programas alimenticios subsidiados por el gobierno nacional eran quincenal, ahora es casi trimestral y cada día los artículos van desapareciendo. Esta situación ha generado preocupación en la población.

Finalmente, Estefanny Montiel, habitante de la comunidad de Paraguachón, relató: «Tengo cuatro niños pequeños y me preocupa porque la situación está muy difícil, llevamos meses sin comprar las bolsas de Mercal. La alcaldesa no dice nada y la gente que trabaja con la alimentación brillan por su ausencia».

DÉJANOS TU COMENTARIO