Comprar calzado escolar en Falcón es “misión imposible”

Al menos 11 sueldos mínimos deben desembolsar quienes vayan a comprar zapatos escolares nuevos, debido a que los precios oscilan entre los 250.000 y los 455.000 bolívares, lo que representa un duro golpe para el presupuesto familiar

240
El calzado escolar en Coro superó por 1.000 al salario mínimo. Los de marca cuestan más de 450.000 bolívares y los de dudosa calidad superan los 170.000 bolívares. (Foto: Cortesía

En Coro, capital del estado Falcón, las pocas zapaterías que se resisten a bajar sus santamarías comenzaron a mostrar al público los calzados escolares para la temporada estudiantil 2019-2020. Sus precios sobrepasan los 11 salarios mínimos, que golpean el presupuesto familiar de los falconianos, quienes ven como una “misión imposible” adquirir zapatos nuevos para sus hijos y prefieren la alternativa de reparar los usados para que aguanten un año más de escolaridad.

El calzado escolar supera en precio los 450.000 bolívares, lo que para los padres de familia es imposible pagar, sobre todo porque casi todos reciben un salario integral de 65.000 bolívares mensuales. En la actualidad se necesitan más de 11 salarios mínimos para poder adquirir un par de zapatos, sea o no de marca reconocida en el mercado.


LEE TAMBIÉN: 

35 SUELDOS BÁSICOS NECESITA EL YARACUYANO PARA COMPRAR ÚTILES ESCOLARES

Cuando las madres observan con sus hijos las vidrieras donde se encuentran los zapatos escolares, cuyos precios de marcas venezolanas oscilan entre los 250.000 bolívares (Gran Turismo) hasta los 455.000 bolívares (Gigetto-Kicker), inalcanzables para el bolsillo de quienes devengan un salario integral de 65.000 bolívares, se plantean como lógica alternativa el reparar, pintar y hasta comprar el calzado en las ventas de garaje, donde quizás esté a menor precio

Ya no solo es la pesadilla de encontrar los uniformes –faldas, pantalones, camisas y medias-, sino que ahora se suma la incapacidad monetaria de adquirir nuevos zapatos escolares. Muchos padres optarán, como lo mencionó Oscar Castro, por comprar zapatos deportivos de color negro, que sirvan para ir al colegio y también para otras actividades.

Para Nolmarys Acosta, madre de dos niñas en edad escolar, la compra de calzados queda fuera de agenda, debido a que no tiene cómo pagar 400.000 bolívares con un salario de 40.000. Y así queda fuera de discusión la compra para el nuevo año escolar.

DÉJANOS TU COMENTARIO