Municipio Colón de Zulia celebrará ferias con crisis en los servicios públicos

Los habitantes piden a las autoridades invertir el dinero de las ferias en mejorar los servicios públicos, la educación y el hospital de Santa Bárbara. Entre el 30 de octubre y 3 de noviembre se desarrollarán las actividades

339
El puente Simón Bolívar une las parroquias San Carlos y Santa Bárbara del municipio Colón, estado Zulia. Foto: Edwin Urdaneta

Santa Bárbara de Zulia.- A finales del mes de octubre las autoridades del municipio Colón del estado Zulia desarrollarán la edición 47 de las ferias locales en medio de un colapso en los servicios públicos.

La Alcaldía del municipio Colón, de tendencia madurista, activó el comité de ferias y seleccionó a las aspirantes del reinado de belleza municipal, incluso emprendió acciones para mejorar las condiciones del parque Ezequiel Zamora, que antes de la llegada del régimen chavista se llamó Luis Alberto Camacho y se ubica a cinco kilómetros de distancia del centro de Santa Bárbara de Zulia.

En Colón, los funcionarios del Ejecutivo local destinarán recursos para llevar a cabo la cita, que prevé reunir a comerciantes y ganaderos, a quienes les cobrarán alquiler de estands para exhibir las potencialidades de cada organización.

Las reacciones entre el colectivo colonense no se hicieron esperar. Los ciudadanos expresaron que un país en crisis no debe darse el lujo de despilfarrar el presupuesto público, sino destinarlos a problemas nodulares que afectan a los pobladores, como la complejidad del servicio eléctrico -que lleva diez meses de racionamiento solo en 2019-, sumado a la deficitaria distribución de agua potable, el colapso en el aseo urbano, el gas doméstico, la hiperinflación y la carencia de unidades de transporte público y las deficiencias en las telecomunicaciones.

Martha Villalobos, oficinista, le dirigió un mensaje al gobernante Blagdimir Labrador. En él le insta a no hacer las festividades. «No hay nada que celebrar, el pueblo no necesita ferias. Destine ese dinero en la electricidad, el hospital y los colegios. Podría seguir enumerando las necesidades. Son demasiadas», refiere.

Ángel Rodríguez también opinó que el pueblo «no tiene camiones compactadores para el aseo urbano, que hay aguas negras botándose en las calles, huecos en cada avenida y falta de alumbrado en plazas y avenidas. Hay niños que no van a clases porque sus padres no tienen para alistarlos, pero sí habrá ferias. ¡Qué clase de Gobierno, por Dios!», reclamó el residente de Santa Bárbara de Zulia.

Las candidatas al reinado, sin embargo, apelaron a la ciudadanía para mantener vivas las tradiciones y pidieron al colectivo apoyar el evento que promociona la Municipalidad. Al menos así lo expresaron al ser entrevistadas en la emisora local Zulianísima 102.9 FM.

En 2018, el comité de ferias se vio amenazado por lugareños del sector Juan Pablo II, quienes a falta de un transformador eléctrico quemaron cauchos a la altura del puente La Maroma y amagaban con impedir la celebración anual. Pese a todo, los eventos se cumplieron, pero con inundaciones en la parroquia Urribarrí debido al desborde del río Chama, a la altura del sector Caño Muerto.

A pesar de la negativa de los lugareños, la feria se consumó con menos brillo respecto de ediciones anteriores, cuando la crisis económica aún no se acentuaba en Venezuela, pero que ya venía escalando cifras rojas en detrimento del bolsillo familiar y que devino en la migración masiva más drástica que haya experimentado un país en América Latina.

DÉJANOS TU COMENTARIO