“El Pozole”: el hombre que amenazó de muerte a «la muñeca más cara de la vitrina»

53

Tiene 26 años y lo acusan de cargar sobre sus hombros la muerte de mujeres que trabajan en México como escorts o damas de compañía. En esa lista está Kenni Mireya Finol Finol, la venezolana que asesinada en el país azteca en febrero de 2018.

Se llama Brayan Mauricio González, alias “el Pozole”, uno de los líderes de la banda criminal «La Unión Tepito», que se dedica a la extorsión, el secuestro y a la venta de droga. Es un “negocio” de familia en el que participan su primo y su tío.

En México cuentan que este grupo criminal se inició en Barrio Bravo y que se extendió a Benito Juárez, Venustiano Carranza, Cuajimalpa y Gustavo A. Madero.

Después de un año de buscarlo, el domingo 3 de febrero la policía de México lo detuvo y en el boletín de prensa se lee: “Se presume su participación en el homicidio de una mujer venezolana”.

Pero antes de morir, Kenni Mireya Finol Finol les contó a sus amigas que “el Pozole” había matado a la novia que tuvo después de que ella decidió dejarlo. La mujer dijo en esa oportunidad: “Las maté a todas, ahora sigues tú. Me dijo: ‘mira, maté a Karen». 

Lee también: ¿Quién era Kenni Finol?

Las amigas de la venezolana cuentan que esa noche tuvo miedo. Les dijo: “Me va a matar a mí”.

A Kenni Finol la llamaban “la muñeca más cara de la vitrina” y era la mejor y más cotizada del portal de escorts en México llamado Zona Divas.

Cuando terminó su relación con Kenni, “el Pozole” inició otra con otra chica de Zona Divas, la argentina Karen Ailen Grodzniski. Dos meses duró esa relación, porque el 27 de diciembre de 2017 encontraron el cuerpo sin vida de la chica con una herida de bala en la cabeza en el Hotel y Villas Pasadena, ubicado en la avenida Revolución.

En dos videos en los que se ve el maltrato de “el Pozole” a Kenni, la mujer muestra heridas de machetazos en brazos y en la cabeza. Le hizo un hueco en la garganta con una pistola y le cortó el pelo. La sangre y los moretones en la cara aún no se le secaban cuando grabó los videos.

Le prometió al hombre darse de baja en las páginas en las que cambiaba sexo por dinero. Ella le pidió tiempo y le prometió que se iría de México. A su mamá, Mireya Finol, le contó de los maltratos.

El 23 de febrero de 2018 fue el último día que la vieron con vida. Luego de eso, su cuerpo apareció tirado en Ecatepec, municipio del Estado de México, cerca de una escuela. Las amigas de Kenni contaron lo que una vez les dijo después de una de las amenazas de “el Pozole”: “Al final, es él o yo… y se siente chimbo”.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO