24.4 C
Caracas
viernes, 7 mayo, 2021

El miedo no deja en paz a los indígenas de la Sierra de Perijá

-

Los indígenas que están en el territorio del pie de monte de la sierra de Perijá, en Machiques, estado Zulia, exigieron al gobierno poner un freno a la situación de robos e inseguridad por la que atraviesa la zona, porque representan una amenaza de manera particular al desarrollo natural de su población.

Los indígenas revelan que se sienten amenazados e intimidados y en un constante clima de inseguridad para las familias indígenas que han denunciado la presencia de grupos armados y el robo de ganado que reina en las montañas de la sierra.

El robo de ganado es el mayor problema al que se enfrentan los indígenas, campesinos y productores de Machiques. El pasado martes 22 de enero ocurrió un violento ataque en el sector el Llano del municipio: en horas de la tarde de ese día, un grupo armado de 40 hombres encapuchados asaltaron la finca La Reina y Macoíta para robarse el ganado.

El director del despacho Sierra y Cordillera Andina del ministerio indígena, Leonardo Romero, informó que no sólo robaron unas 300 cabezas de ganado, sino que además violaron a dos adolescentes indígenas Wayúu de 16 y 17 años.

Romero indicó que el temor y la desconfianza por la presencia de este grupo delictivo está vigente pues “continúan transitando y cometiendo delito por la zona”, afectando la tranquilidad y la paz en las comunidades indígenas.

Relató que este grupo delictivo se llevó televisores, DVD, motores, ventanas. Se desconoce el monto exacto de lo que se extrajo de la finca. Señaló que los delincuentes agredieron a los trabajadores de la finca que viven en la comunidad de El Llano y son indígenas wayúu. “Golpearon y maniataron al señor José González, a su esposa, a sus hijos y violaron a dos muchachas adolescentes que estaban de visita en la finca”, denunció Romero.

- Advertisement -

Esta banda delictiva que azota a toda la Sierra de Perijá abusó sexualmente de dos menores del pueblo wayúu: “Una de ellas está embarazada de cuatro meses”, denunció Romero.

“En medio del hecho, un niño de nueve años que estaba en la finca logró salir y llegar hasta la comunidad y correr la voz de lo que estaba pasando. Rápidamente los habitantes de El Llano, sector que habitan indígenas wayúu, se movilizaron en la búsqueda de los sujetos hasta que lograron hacerle frente. En la actuación atraparon al joven yukpa, de 19 años de edad, José Opikuko, quien resultó linchado por algunos habitantes del sector”.

Acción gubernamental

Luego de estos hechos, autoridades del ministerio indígena han convocado a una serie de reuniones urgentes con los caciques de las cuencas Apón, Macoíta y Toromo para abordar el tema de la seguridad. “El propósito de los encuentros es escuchar de los caciques, autoridades originarias propuestas desde las propias comunidades, algunas propuestas que permitan poner fin a esta problemática que tanto ha afectado la paz y convivencia en la Sierra de Perijá”, explicó Romero.

Con información de Johandry Montiel.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado