El día a día de los zulianos transcurre entre cargar agua o esperar que llegue

En el municipio Colón cargan en baldes y pimpinas y la almacenan para cocinar, hidratarse y hacer el aseo. Por los cortes eléctricos, el servicio también es limitado

152
Tras un racionamiento eléctrico en sectores del Sur del Lago esperan hasta tres horas para que el agua llegue por las tuberías / Foto: Edwin Urdaneta

Sur del Lago.- “En mi casa somos seis personas. Mis hijos y mi esposo se turnan para cargar agua por las tardes, cuando habilitan un pozo desde donde nos abastecen una vez al día para comer y hacer el aseo”, así lo contó a El Pitazo, Reinalda Ortiz, habitante del municipio Colón.

Asegura que es una situación dramática. En dos horas logra cargar en pipotes y pimpinas unos 200 litros diarios con el que lavan los platos, el baño, se duchan, prepara comida y se hidratan en medio de la ola de calor de 40 grados que afecta a los zulianos desde la semana anterior.

La razón es que los sistemas de bombeo de agua potable dependen en su totalidad de la energía eléctrica.

“Con estos bajones y cortes eléctricos las bombas se apagan y debemos ‘carretearla’. Yo por ejemplo no puedo hacer peso, porque sufrí un ACV (Afección Cerebro Vascular)”, refirió Aurora Hernández, en San Carlos de Zulia, quien ante la escasez almacena en pipas el líquido que no llega oportunamente por tuberías.

Vecinos se solidarizan para que en las comunidades tengan agua / Foto: Edwin Urdaneta

En la zona sudeste de Santa Bárbara de Zulia, vecinos de Las Delicias y zonas contiguas confirmaron que el servicio se restablece tres horas después de un racionamiento o por las bajas o subidas de tensión eléctrica.
El drama de los zulianos, al occidente de Venezuela, no es sólo ese, sino que una vez se restablece el fluido de electricidad, el agua llega sólo a quienes posean bombas para succionar el hídrico con más presión, refiere Hernández, ama de casa. “Hay vecinos que se solidarizan y prenden sus pozos y bombas particulares”, dijo.

Un informante del sector gubernamental en el municipio Colón le dijo El Pitazo que la situación es cada vez más dramática. “De Hidrolago o la división de acueductos de la alcaldía no depende la electricidad, pero sí afecta el desempeño de las estaciones”.

En el municipio zuliano existen 55 estaciones que abastecen agua potable, de las cuales 42 dependen de la municipalidad y 13 de la Hidrológica del Lago de Maracaibo (Hidrolago).

Confirmó el informante que cinco de estos sistemas están averiados y poseen disponibilidad presupuestaria para reparar cuatro. También es necesario intervenir los pozos de Juan Pablo II, San Miguel, La Rivera, uno en San Carlos en plaza La Biblia y supervisar las zonas foráneas de Urribarrí y El Moralito, donde sus habitantes han tomado las calles para que el gobierno municipal diligencie soluciones en materia de abastecimiento hídrico.

En la zona fronteriza de Casigua El Cubo, en el municipio Jesús María Semprum, vecinos temen confirmar a la prensa, por temor a represalias, que algunos camioneros cobran en pesos colombianos por llenar los tanques domiciliarios. Esta denuncia no ha sido constatada de manera independiente, pero fue alertada por dirigentes de oposición en dicha entidad, donde también obtener agua es un drama cotidiano.

DÉJANOS TU COMENTARIO