«Perdimos todo», cuentan damnificados por desborde de tubo matriz en El Tocuyo

“Esto no fue un desastre natural, es responsabilidad del gobierno por no haber reparado esas fallas cuando se les advirtió”, declaró Dahiana Torrealba, quien perdió todos sus enseres, electrodomésticos y ropa debido al desborde de agua por la rotura del tubo matriz de Hidrolara, en El Tocuyo. Mientras tanto, tres municipios están sin agua

477

Barquisimeto.- Dormir en casas ajenas, separados y con la misma ropa por más de 48 horas, fue lo que tuvieron que vivir la familia Vargas Torrealba, después de que su casa se inundara por el desborde de agua que salió con toda su fuerza de la rotura de la tubería matriz de Hidrolara, en la avenida José Trinidad Morán, de la ciudad de El Tocuyo, en el estado Lara.

“Tenemos dos niños menores de edad, uno de doce años, que es discapacitado y una niña de cuatro, que andan hoy con la misma ropa de ayer de ayer”, dijo sin poder contener las lágrimas Dahiana Torrealba de Vargas, cuyo hogar fue el más afectado por el desborde de agua del tubo que traslada el líquido hasta los municipios Jiménez (Quibor) e Iribarren (Barquisimeto).

El hecho sucedió el 16 de octubre, aproximadamente a las 4:30 pm, cuando los esposos Daniel Vargas y Dahiana, junto a sus hijos, estaban en la Represa Dos Cerritos, adónde van cada domingo a vender chucherías, uno de los varios trabajos que realizan para poder cumplir con sus compromisos de alquiler de casa y el sustento familiar.

“Nos habíamos ido a un cuarto para las cuatro hacia la Represa y no había pasado ni una hora cuando una vecina nos llamó para advertirnos. Llegamos y vimos todo inundado, colchones, la ropa de los niños, cocina, todo… La ropa quedó llena de excremento y gasoil, se pudiera lavar, pero ¿cómo le pones esa ropa a los niños?”, se preguntó Dahiana.

Daniel Vargas, quien tampoco pudo contener las lágrimas al escuchar a su esposa, dijo que los habitantes del sector habían advertido en varias ocasiones a los representantes de Hidrolara para que repararan los botes, pero la respuesta siempre fue que no contaban con los recursos para hacerlo.

“¿Pero para hacer campaña (política) sí tienen plata?. Esperaron que hubiese un muerto para venir a reparar. Queremos que se comprometan y nos solucionen”, reclamó Vargas, quien es comerciante y también trabaja como taxista en ocasiones, con un carro prestado.

Mencionaron que ellos tienen el número de la alcaldesa Gisela Rodríguez, a quien le escribieron de inmediato y su respuesta fue “está fuerte la cosa”.

El niño de 12 años tiene gigantismo y pie equinovaro, por lo que debe dormir en un colchón ortopédico, el cual quedó flotando entre el agua, al igual que el resto de los enseres y electrodomésticos. Los aires acondicionados tampoco prenden, no saben si fue porque el agua rebasó los tomacorrientes y se produjo un cortocircuito.

Pido ayuda por mis muchachos, quien sea madre sabe lo que se siente”, repitió con tristeza.

Responsabilizó a los gobernantes municipales y regionales, porque lo que sucedió no fue causado por un desastre natural, sino por una falla que debían atender cuando se les realizaron los primeros llamados.

Mientras tanto, el servicio de agua fue suspendido para los municipios Morán, Jiménez e Iribarren. En la cuenta oficial de Hidrolara, informaron este 19 de octubre, que los trabajos de reparación llevaban el 20% de adelanto, en El Tocuyo. No detallaron cuántos días tardarán en reactivar el caudal a través de la tubería matriz.

Cronología de la tragedia

Un gran hueco que botaba aguas blancas en el sector La Carabinera de El Tocuyo, fue reportado por El Pitazo el 10 de septiembre, cuando ya tenía más de un mes abierto. Después de varias denuncias ciudadanas y reportes en los medios de comunicación social, Hidrolara anunció la reparación de esta rotura, la semana del 11 de octubre.

Al terminar esa reparación, el jueves 14 de octubre, los vecinos del sector Don Crispi, en la avenida José Trinidad Morán, de El Tocuyo, comenzaron a denunciar que el bote -que ya estaba previamente- estaba incrementando su caudal. El sábado, incluso circularon vídeos de personas que usaron ese espacio como piscina improvisada, sin pensar en el peligro que esto podría ocasionarles.

El domingo 15 ocurrió lo impensable. Con la fuerza del agua después de prender los cuatro motores del Sistema Alto Tocuyo (SAT), dos roturas cercanas en la tubería se terminaron de desbordar e inundaron cinco casas del sector, una de ellas con pérdida total de enseres y electrodomésticos. Al caer la noche, un camión NPR, con tres personas adentro, se hundió en el gigante hueco y los vecinos pudieron sacarlos con vida, antes de que se ahogaran.

Esta situación se repitió con un motorizado, quien se salvó y entre varios jóvenes pudieron sacar su moto, pero en la madrugada, otro conductor chocó su vehículo de dos ruedas con el muro de tierra, que estaba previo al hueco y sin ningún tipo de señalización. El  fallecido se llamaba Javier Aguilar y residía en el sector Santa Rita. Fue auxiliado por los vecinos y trasladado al Hospital Egidio Montesinos, dónde falleció.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.