Conas detiene a empleado de clínica por cooperar con extorsionadores

El lanzamiento de una granada a la clínica Paraíso, en la ciudad de Maracaibo, conllevó a descubrir los nexos de uno de sus trabajadores con la banda que extorsionada, desde un teléfono con línea colombiana. El hombre, según funcionarios militares, facilitaba información de comerciantes y empresarios que también serían extorsionados

594
Diego González, detenido por cooperar con extorsionadores en Maracaibo | Foto: Conas

Santa Bárbara de Zulia.- Diego Armando González Arrieta, de 23 años, un trabajador de la clínica Paraíso, ubicada en la ciudad de Maracaibo, fue detenido la tarde del viernes, 26 de junio, por su vinculación directa con la extorsión que una banda ejercía contra los dueños del centro asistencial privado en la capital del estado Zulia.

En esa misma clínica, el pasado domingo 21 de junio, sujetos desconocidos lanzaron una granada y desde entonces los dueños pusieron la denuncia ante el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas). Para sorpresa de los directivos de la clínica, dentro de la misma nómina que ellos cancelaban figuraba el hombre que facilitaba información a una banda de un líder negativo conocido como Yeico Masacre, según informaron agentes del Conas.

De acuerdo al reporte policial, a los representantes jurídicos de la clínica los delincuentes pedían hasta 150.000 dólares americanos para no atentar contra sus vidas.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Conas apresa a tres extorsionadores en el Sur del Lago

La fuente del Conas indicó que, como los empresarios se negaron a cancelar el monto exigido, recibieron una amenaza contundente el pasado 17 de junio. El día 19 de junio, según voceros militares, Diego no laboró. Los maleantes cumplieron la advertencia y lanzaron una granada cuatro días después. Esto causó destrozos en las puertas de vidrio del recinto de salud y parte de la fachada.

El temor se apoderó de cada trabajador de esa clínica. Los vecinos del sector tenían miedo de pasar cerca y ya los pacientes no acudían para evitar ser blanco de un ataque. «El empleado cantaba la zona, era un soplón», reveló un sargento del Conas.

Los militares que laboran en la unidad de investigación del Conas informaron que la detención de González Arrieta se produjo en la residencia número 15 de la calle 84-A, de la urbanización Santo Domingo, en el sector Amparo, jurisdicción de la parroquia Cacique Mara, en la capital zuliana.

LEE TAMBIÉN

Extorsionadores pedían 3.000 dólares para no matar a sus víctimas en Trujillo

Allí localizaron al hombre con un teléfono Motorola G5, color gris plomo, que aún tenía las conversaciones que Diego Armando mantenía con los jefes de la mafia. Desde un número telefónico, con línea celular del vecino país Colombia, se encargaban de amenazar a sus víctimas.

No solo se trataba de las amenazas a la empresa del sector salud. Los funcionarios comentaron que localizaron una lista de empresarios y comerciantes a quienes la banda de Yeico Masacre también pretendía extorsionar con cobros en moneda extranjera.

Diego González, quien tiene prontuario policial e ingreso a la cárcel de El Marite, siguió en sus andanzas y esta vez encontró cómo sacar partida monetaria a la información de zulianos con posibilidades económicas, que se convirtieron en víctimas, porque les cobraban vacunas o pagos de extorsión de manera ilícita, a cambio de sus vidas, su tranquilidad y la de sus familiares.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.