Comunidades del suroeste de Barquisimeto tienen cinco meses sin agua

La estación de bombeo de Titicare, que abastece a los seis sectores afectados, tiene solo uno de los seis pozos operativo

270
“¡Queremos agua, queremos gas!”, fue la consigna que alzaron los vecinos en la sede de la Gobernación de Lara | Foto: Liz Gascón

Barquisimeto.- Más de 50.000 habitantes del suroeste de Barquisimeto, estado Lara, no tienen agua por tuberías desde hace cinco meses por el colapso de la estación de bombeo de Titicare; solo uno de los seis pozos se encuentra operativo.

Este miércoles 17 de julio los vecinos protestaron frente a la Gobernación de Lara para exigir la restitución del suministro de agua en La Carucieña, Lomas de León, El Garabatal, Brisas del Turbio y Colinas de José Félix Ribas. Por segunda vez en un mes consignaron una solicitud de información oficial sobre la operatividad de la estación de bombeo.

“En Titicare hay seis pozos de los cuales hay solo uno o dos en funcionamiento. Cuando trabajan tres simultáneamente cae el servicio. El problema se ha agravado con los cortes eléctricos. Hace un mes y medio la gobernadora (Carmen Meléndez) nos ofreció reparar la estación el 25 de junio, lo aplazó para el 16 de julio y hasta los momentos seguimos sin agua”, denunció Antonio Rivas.

Según Rivas, en la Hidrológica del estado Lara (Hidrolara) atribuyen a las caídas de fase y cortes eléctricos las averías en la estación de bombeo, les aseguran que tienen los equipos para reactivar la batería de pozos, pero no han iniciado las reparaciones y sustitución de tableros.


LEE TAMBIÉN: 
RESIDENTES DE APARTADERO EN COJEDES VIVEN ENTRE AGUAS SERVIDAS

En un mes, las comunidades han enviado dos cartas a la Gobernación de Lara e Hidrolara para reclamar el derecho al agua | Foto: Liz Gascón

Efectivo o víveres a cambio de agua

Para las familias es insostenible el gasto en cisternas. “Los choferes piden efectivo o comida para pagar el traslado”, contaron Gladys Ramos y Nancy Valero. Ambas son pensionadas y destinan casi el total del depósito mensual en agua.

Pagan de Bs. 5.000 a Bs. 7.000 por las pipas de 200 litros o tres kilos de harina, arroz y pasta por los tanques de 900 litros.

“Es imposible vivir sin agua, están violentando un derecho humano fundamental. Nosotros que somos personas de pocos recursos económicos no tenemos cómo comprar una pipa. No tenemos a veces para comer y hacemos esfuerzos grandísimos para poder comprar una pipa. No queremos tanques ni planes de contingencia sino agua por tuberías, como era antes”, reiteró el líder comunitario Alcides Pérez.

El agua falta desde hace cinco meses en la mayoría de los sectores, pero hay veredas de La Carucieña que tienen 18 meses con las tuberías secas.

“Le pido a la gobernadora Carmen Meléndez que tenga conciencia, ya las personas de la tercera edad estamos cansadas de cargar agua. Nunca habíamos pasado tanto tiempo sin agua. Teníamos servicio tres veces a la semana sin falta”, agregó Florencia de Arapé. Ella, al igual que Dionisio Landaeta, residen en calles angostas que no tienen paso vehicular y llenan sus pipas después de muchos viajes.

El párroco Raúl Herrera y el líder comunitario Alcides Pérez indicaron que en el suroeste de Barquisimeto lidian con la escasez de agua, gas doméstico y cortes de luz de seis horas | Foto: Liz Gascón


LEE TAMBIÉN: 
ZULIA: SECTORES DE BACHAQUERO Y BARALT TIENEN MÁS DE 20 DÍAS SIN AGUA

Rosario de problemas

El párroco de la iglesia Jesús de Nazareth de La Carucieña, Raúl Herrera, respaldó la protesta vecinal. Subrayó que las fallas de servicios básicos no solo alcanzan los hogares, también las instituciones y organizaciones que sirven a las personas más necesitadas.

“En la comunidad hay dos comedores populares y los voluntarios cocinan con leña porque no llegan camiones con bombonas desde hace tres meses, hay cloacas desbordadas y el hospital no ha tenido gasoil para activar la planta eléctrica durante los racionamientos que son al azar. No nos queda otra alternativa que organizarnos y hacerle frente a través de denuncias sistemáticas a los entes del Estado exigiendo que se responda nuestro clamor”, declaró.

En La Carucieña solo tienen servicios cuando toman las calles, pero en la última manifestación, el 11 de julio, piquetes de la Guardia Nacional (GN) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) reprimieron a los vecinos y cinco resultaron heridos.

DÉJANOS TU COMENTARIO