Comprar queso y huevos en Coro requiere más de un salario mínimo

El precio para cada uno de estos productos supera los 20.000 bolívares soberanos. La carne está a menor precio, pero los usuarios se la llevan de a poco para poder comprar otras cosas

464
Huevos y queso se convierten en las proteínas más buscadas por su particularidad rendidora. No obstante, juntos, los precios de ambos rubros sobrepasan el salario mínimo | Foto: cortesía Luymar Mota

Comprar un kilo de queso en algunos locales del Mercado Viejo de Coro equivale a invertir el 60 % del salario mínimo, que con aumento ya incluido es de 40.000 bolívares, mientras que el queso ya alcanzó hasta los 24.000 bolívares en algunos locales. En el mismo orden de precios se encuentra el cartón de huevos. Estos siguen siendo los rubros más solicitados por considerarse los más rendidores.

Si sólo se compra uno de los dos productos, con el resto, es decir, 16.000 bolívares, no alcanza para comprar un kilo de carne que en los últimos días se cotiza en 17.000 bolívares. Cuando mucho, puede servir para costear un kilo de mortadela que en las charcuterías del mercado son rematadas a 14.000 bolívares.


LEE TAMBIÉN: 

FALLAS ELÉCTRICAS GENERAN PRODUCCIÓN DE QUESO SIN DEBIDAS NORMAS

Los clientes, según refirió el cajero de una carnicería, se llevan la carne de a poquito. “Son pocas las personas que compran kilos completos, cuando mucho medio kilo, pero la mayoría viene y pide de a 4.000 o 5.000 bolívares de carne, lo mínimo para resolverse”.

Lo mismo sucede en las ventas de legumbres y vegetales donde se ve a los ciudadanos llevarlos por unidad. “Se llevan dos tomates, una cebolla y un pimentón, algunos meten uno o dos plátanos. Lo que más sale es la yuca y el maíz, que son más baratos”, comenta Rómulo quien atiende una frutería.

Las carnicerías en el Mercado Viejo de Coro mantienen mercancía y variedad, pero por los precios los clientes se llevan pocas cantidades | Foto: cortesía Luymar Mota

Amas de casa, como Jocelyn Sierraalta, deciden priorizar las carnes en sus compras. “Compro carne y pollo para garantizar alimentación. Antes compraba huevos casi que semanal y ahora solo compro uno al mes. Dejé de comprar aceite para economizar”.

“Antes de carnes priorizo en comprar huevos, queso y granos como fuentes de proteínas. En caso de una entrada extra compro carne de res y pescado”, comentó Thaydeé Hecker sobre cómo hace para rendir el dinero. Roger Lamus por su parte explicó: “carne, huevos, vegetales, queso, en ese orden compro para garantizar que alcance algo”.

DÉJANOS TU COMENTARIO