28.3 C
Caracas
sábado, 26 septiembre, 2020

Colas kilométricas regresan a Maracaibo y a la Costa Oriental del Lago

-

Mayreth Casanova / Sheyla Urdaneta

Las colas de la gasolina no se acabaron en el estado Zulia, pero en Maracaibo y la Costa Oriental del Lago parecen haberse multiplicado. “Volvimos al principio, como si la crisis comenzó de nuevo”, dijo Efraín Gascón, un comerciante que llegó a la estación de servicio a las 3.00 de la madrugada.  

Se pueden volver a contar kilómetros en las estaciones de servicio y regresó el caos, porque en frente de las bombas se pueden armar hasta seis colas. “Aquí hay de todo, el que hace la cola legal, el que le paga al bombero, el que le paga al policía, el de la cola VIP y el vivo que se quiere colar, que arma el desorden y se aprovecha”. Así se quejó José González, chofer de un camión que hace mudanzas.

La mayoría ya no quiere denunciar. “Ya qué importa, si al final los pendejos nos tenemos que calar estas colas de hasta seis horas”, precisó una mujer que no quiso dar su nombre.

En los municipios de la Costa Oriental del Lago la situación es similar.

El transporte público trabaja a medias, las calles están desoladas y los usuarios amanecen en colas kilométricas para surtir gasolina, así están los municipios de la Costa Oriental del Lago. El caos regresó.

- Advertisement -

“Hasta cuándo tanto desastre, estamos cansados”, dice Eduardo López, conductor de la ruta H y Cabillas en Cabimas, quien llegó a las 2:00 am y estuvo nueve horas esperando para tanquear su chirrinchera.

Las paradas están llenas de usuarios que esperan para movilizarse, pero no hay por puestos ni buses. Pagan lo que sea para regresar a sus casas o ir a su trabajo, muchos caminan ante la falta de transporte público.

LEE TAMBIÉN
Hospital Adolfo Pons está sin emergencia, UCI, ni banco de sangre

Néstor Luzardo, representante del Sindicato de Transportistas, explicó que hasta ahora no han recibido información sobre la estación de servicio que las autoridades, en mayo, prometieron asignar a los choferes para que les distribuyeran.

«El conductor pierde horas haciendo la cola para surtir, algunos llenan y no salen a trabajar porque no da tiempo.  Necesitamos que nos prioricen», dijo.

Los comerciantes también están afectados con la situación, en algunas estaciones de servicio, los funcionarios de la Guardia Nacional no permiten que distribuyan combustible a plantas eléctricas.

Robert González, propietario de una charcutería, cuenta que ha tenido que pagar en dólares a funcionarios o a trabajadores de las gasolineras para que le llenen una pimpina de 20 litros. «Todo es maraña».

Las denuncias por pases VIP y sobornos a funcionarios también se registran en las estaciones de servicio de los municipios Cabimas, Lagunillas, Santa Rita y Miranda, donde los que están en cola deben esperar que pasen a otros vehículos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado