Según la versión oficial, las muertes ocurrieron en presuntos enfrentamientos. Sin embargo, familiares de algunas víctimas denunciaron excesos en los procedimientos y negaron que guardaran relación con la banda de “Santanita”

La búsqueda de Josué Ángel Santana Peña, alias “Santanita”, líder de una banda criminal dedicada a la extorsión y el secuestro que opera en cuatro estados de Venezuela, desencadenó 34 asesinatos por parte de funcionarios de cuerpos de seguridad, entre mayo y noviembre de 2020 en Lara.

Según las autoridades, las muertes ocurrieron en presuntos enfrentamientos. Familiares de algunas de las víctimas denunciaron excesos en los procedimientos o negaron que sus allegados guardaran relación con la banda.

“Santanita” figura en la lista de delincuentes más buscados del Ministerio de Interior y Justicia. Sin alcanzar la mayoría de edad ya tenía registros policiales en la capital de Lara.

Está prófugo de la cárcel de Uribana de Barquisimeto desde 2017. Las autoridades lo calificaron como un objetivo nacional en 2020, año en el cual perpetró el secuestro y asesinato del comerciante árabe Tamman Alschaer y atacó con granadas al menos tres concesionarios de vehículos de Barquisimeto.

Fuentes policiales sostienen que “Santanita” tiene vínculos con el pran de la cárcel de Tocorón y cabecilla del Tren de Aragua, Héctor Guerrero Flores, alias “Niño Guerrero”.

En El Pitazo presentamos seis claves sobre su búsqueda:

  • Santana Peña, de 25 años de edad, dirige una banda con presencia en Lara, Yaracuy, Carabobo y Aragua. Tiene antecedentes por homicidio, secuestro, extorsión y robo. Su búsqueda se intensificó en mayo de 2020 tras la publicación de un video en el cual se atribuye la autoría de tres ataques con granadas en ventas de vehículos de Barquisimeto.

En la grabación, “Santanita” amenazó de muerte a los propietarios de ocho ventas de vehículos de la ciudad y advirtió que habría una escalada de violencia en caso de no recibir las sumas de dinero que su banda exigía.

  • Entre mayo y agosto de 2020, Monitor de Víctimas contabilizó 28 asesinatos en supuestos operativos de búsqueda de “Santanita” ejecutados por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas).

Esta cifra equivale al 30 % del total de ejecuciones extrajudiciales registradas en Lara entre mayo y agosto. “92 hombres murieron en manos de funcionarios de la fuerza pública en ese período, la mayoría menores de 35 años de edad”, detalla Monitor de Víctimas en el reportaje 28 ejecuciones extrajudiciales deja “cacería” policial contra banda de “Santanita” en Lara.

  • El número de víctimas relacionadas con la búsqueda de “Santanita” aumentó a 34 los meses posteriores con tres asesinatos en procedimientos de las Faes y la Brigada de Respuesta Inmediata (BRI) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) entre finales de agosto y septiembre; uno en octubre durante un despliegue del Grupo Antiextorsión y Secuestro (Gaes) y otros dos en noviembre por parte del mismo organismo.
  • Entre las víctimas se encuentra el padre de “Santanita”, Rafael Antonio Santana, de 50 años de edad y acusado de homicidio en 1980. Fue asesinado por las Faes el 14 de mayo.

Dos hijos relataron a El Pitazo que a Santana lo sacaron de su residencia para simular un enfrentamiento en la casa de la familia materna de “Santanita” en la urbanización La Carucieña de Barquisimeto, antiguo centro de operaciones de la banda.

Asimismo, denunciaron que su papá fue torturado y fotografiado con un arma por los policías que actuaron en el procedimiento. De acuerdo con los familiares, Santana no estaba implicado en las actividades delictivas de su hijo.

  • Un recluso de la cárcel de Tocorón, identificado como William Jesús Barrios Fréitez, de 28 años de edad, fue asesinado por el Cicpc en el municipio Jiménez a mediados de julio. Barrios era uno de los señalados por el crimen del comerciante árabe Tamman Alschaer, secuestrado y asesinado en enero.
  • Durante el mes de julio, los cuerpos policiales reportaron ocho muertes en presuntos enfrentamientos, de acuerdo con Monitor de Víctimas. Comisiones del Cicpc coordinaron los operativos para frustrar el secuestro del hijo de un empresario de Quíbor que estaba en la mira de la banda de “Santanita”, según la versión oficial.

“Con estos hechos, el comisario Douglas Rico, director nacional del Cicpc, emitió un pronunciamiento y anunció que se había desmantelado parcialmente la banda de “Santanita”.
A la vez, Rico informó que “Santanita” se convertía en un “objetivo nacional” para todos los cuerpos de seguridad y reveló que estaba refugiado en el penal de Tocorón. Asimismo, afirmó que en la búsqueda de Wilexis Alexander Acevedo, alias “Wilexis”, en Petare, supieron que “Santanita” había estado compartiendo en esa zona”, agrega Monitor de Víctimas.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.