25 C
Caracas
jueves, 24 septiembre, 2020

Cauchos y batería necesita la ambulancia de la Asociación de Radiocomunicaciones

La Asociación Venezolana de Radiocomunicaciones personales cumplió 52 años de fundada el 27 de septiembre. Antes atendía emergencias en Barquisimeto con una ambulancia propia, pero desde hace tres años la tienen estacionada por falta de cauchos y batería

-

Barquisimeto.- Atender los llamados de emergencia por accidentes de tránsito o desastres naturales es uno de los objetivos de la Asociación Venezolana de Radiocomunicaciones personales, grupo civil que nació hace 52 años en Barquisimeto, pero que se extendió a toda Venezuela para socorrer de forma gratuita a los venezolanos.

En la actualidad, en la sede principal que está en Barquisimeto, se encuentra el centro radial que los comunica incluso con el exterior, pero desde hace tres años no ha podido atender esos llamados de auxilio, porque la única ambulancia que posee no tiene cauchos ni batería.

Como asociación civil, entre todos sus miembros realizaban el mantenimiento, hacían operativos en las comunidades con entrega de medicinas que les eran donadas y también organizaban actividades profondos como vendimias y maratones, pero ahora, solo unas 45 personas integran el grupo de socorro, cuando en un tiempo fueron casi 300.

“Nuestro lema es hacer el bien sin mirar a quien. Aquí estamos personas de diferentes profesiones; yo soy bombero y paramédico. Éramos conocidos como los cascos rojos”, contó Rafael Augusto Morán, quien pide ayuda a las personas, organismos o empresas que puedan colaborar para volver a tener la ambulancia activa.


LEE TAMBIÉN: 

TRASLADAN A PACIENTES EN CAMIONES CAVA POR FALTA DE AMBULANCIAS EN TINAQUILLO

Wilfredi Jiménez fue presidente hace 30 años y ahora se encuentra de nuevo al frente de la asociación, cuya sede se encuentra al lado del Velódromo de Barquisimeto.

“Antes no se cobraba por hacer los traslados con la ambulancia, pero en vista de la hiperinflación ahora tenemos ese vehículo parado. Debemos reactivarlo y cobrar una mínima cantidad de dinero en forma de colaboración para poder seguir prestando el servicio”, explicó Jiménez.

- Advertisement -

Advirtió que, de lo contrario, tendrán que cerrar de forma definitiva sus puertas.

Recuerda que por la creación de las otras asociaciones podían lograr trasladar medicamentos, insumos e incluso sangre desde un estado a otro, con rapidez y efectividad, para salvar la vida de quien lo necesitara. Pero todo eso quedó atrás.

“Si logramos el apoyo para activar la ambulancia, cuando la necesite un ciudadano estaríamos en la disponibilidad de prestarle el servicio. Ahorita hemos salido, porque un compañero nos ha prestado los cauchos. La ambulancia está en buenas condiciones para los traslados, incluso tenemos bomba de oxígeno para los pacientes”, declaró Rafael Augusto Morán.

El entusiasmo de quienes aún pertenecen a la Asociación Venezolana de Radiocomunicaciones personales está intacto, así como sus ganas de seguir haciendo el bien, sin mirar a quien.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado