Ayuda humanitaria no ingresó a Venezuela por Puente Simón Bolívar

Sobre el Puente Simón Bolívar lanzaron bombas lacrimógenas, hubo heridos por piedras y perdigones y personas asfixiadas y con fracturas en las piernas. Fue una contienda de más de 12 horas que impidió el ingreso a Venezuela de la ayuda humanitaria almacenada en Colombia

833
Fuerzas de seguridad impidieron el paso a Venezuela Foto Rayner Peña

Cúcuta.- Las tres gandolas con ayuda humanitaria que pasarían a Venezuela el sábado 23 de febrero por el Puente Internacional Simón Bolívar no lograron su cometido, a pesar de permanecer más de cuatro horas en el sector Villa del Rosario del Departamento Norte de Santander.

Antes de las 6:00 am, venezolanos que viven en Cúcuta o que pernoctaron en el campamento dispuesto por colaboradores de la Asamblea Nacional llegaron al puente.


LEE TAMBIÉN: 

MURIÓ ASISTENTE DEL DIPUTADO SUPERLANO POR INTOXICACIÓN

En la mitad, justo pasando el punto de revisión de Migración Colombia, se encontraron con barras metálicas amarillas que obstaculizaban el paso, por lo que unas 20 personas procedieron a retirarlas, arrojándolas al río.

Posteriormente, las pasaron como chatarra hacia La Parada, en Cúcuta.

Acto seguido, dos tanquetas de la Guardia Nacional (GN) cruzaron hasta la mitad del puente, atropellando a una mujer y a un niño; inmediatamente, tres efectivos del cuerpo militar se arrojaron al suelo y pidieron custodia de Migración Colombia.

Efectivos de la GN se entregaron a Migración Colombia. Fotos Rayner Peña

Al ver a las personas arrolladas, los presentes intentaron golpearlos, pero fueron rescatados por las autoridades colombianas, por el diputado José Manuel Olivares y por el dirigente Vilca Fernández. De allí fueron trasladados a la Dian.

Una ambulancia se llevó a los heridos, que están fuera de peligro. En el lugar quedaron los manifestantes que se acercaron a un piquete de la Policía Nacional, presente a unos 50 metros de Migración Colombia, a pedirles que permitieran el paso de la ayuda.

Libertad

En el lugar hubo abrazos entre mujeres y los funcionarios y se vieron a algunos efectivos llorar; sin embargo, de allí no se movieron.

No hubo petición, explicación alguna sobre el hambre y los problemas de salud que enfrenta el venezolano que los convenciera de entregarse a las autoridades colombianas y no cumplir órdenes superiores.

Mientras unos intentaban convencer a los PN, otros se iban a llamar a venezolanos que veían detrás de las barreras del lado colombiano.

Un cordón policial impidió el paso

Un joven, sin camisa, que se identificó como de la resistencia, se subió a una baranda y gritó: “Aquí estamos por la libertad, se regresan si no quieren luchar. Aquí libertamos a Venezuela, ya quitamos las barreras y vamos a pasar para allá, la ayuda humanitaria pasa porque pasa”.

Posteriormente, una mujer de unos 40 años, procedente del estado Barinas, manifestó a los presentes que fue chavista, porque creía en Hugo Chávez, pero no apoya a Nicolás Maduro.

“Yo antes sí apoyaba a Chávez, pero nos puso a éste y nos toca es comer yuca y suero, un arroz para ocho personas, eso no rinde. Hay niños enfermos que necesitan su medicina allá, unámonos, seamos venezolanos mis amores”, dijo.


LEE TAMBIÉN: 

ENFRENTAMIENTOS POR LA AYUDA HUMANITARIA MARCARON PAUTA EN LA FRONTERA

Entre el ir y venir y los mensajes a la PNB transcurrieron unas cuatro horas bajo un sol de casi 40 grados centígrados, tiempo durante el cual a unos 60 metros detrás del piquete antimotín fue atravesada una gandola. Entretanto, estaban reuniéndose civiles identificados con Nicolás Maduro, portando banderas de Venezuela, del Ché Guevara, del Movimiento Tupamaro, con franelas rojas y circulando en motocicletas, acompañados por efectivos de la GN.

Sobre el Puente Simón Bolívar lanzaron bombas lacrimógenas, hubo heridos por piedras y perdigones, y personas asfixiadas y con fracturas en las piernas. Fue una contienda de más de 12 horas que impidió el ingreso a Venezuela de la ayuda humanitaria almacenada en Colombia
Tres gandolas con ayuda humanitaria no pudieron cruzar la frontera

Aproximadamente a las 12 del mediodía, el diputado José Manuel Olivares se trasladó hasta donde estaba el piquete de la PNB y con un megáfono se dirigió a ellos, explicándoles la necesidad de pasar medicamentos para más de 300.000 pacientes en riesgo de muerte.

También solicitó el paso de los alimentos para las familias que no tienen nada qué comer, al tiempo que los responsabilizó de cualquier hecho de violencia que pudiera ocurrir, por cuanto desde quienes llevarían la ayuda no habría armamento.

A fuerza de perdigones

Mientras esto ocurría, del lado venezolano fue dispersada, con lacrimógenas y perdigones, la marcha de la oposición en la que participaban unas 200 personas.

El enfrentamiento se inició con la GN en la avenida Venezuela, pero posteriormente aparecieron civiles no identificados con armas, por lo que los presentes buscaron resguardarse en casas y negocios cercanos.

Algunos medios de comunicación reportaron el robo de sus equipos de trabajo en medio de la situación.

El enfrentamiento

Pasados 15 minutos del mensaje de Olivares, al menos 100 personas que se encontraban con banderas de Venezuela en mano esperando el paso de la ayuda abrieron los portones de Migración Colombia y se le acercaron a la PNB, con quienes iniciaron un forcejeo, en un intento por pasar hacia San Antonio del Táchira.

Diputado Olivares asistió a un herido

A los pocos minutos comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas.

Los presentes corrieron hacia el lado colombiano, pasando unos sobre otros. De manera inmediata se vieron correr a funcionarios de Defensa Civil Colombia con camillas en mano a auxiliar a los demayados y entre los mismos manifestantes levantaron a los asfixiados, sacándolos de la zona.

Heridos

Veinte minutos después, el reporte de Defensa Civil era de al menos 50 personas atendidas por asfixia y asma, entre las cuales presentaban fracturas en las piernas.

A partir de allí no se dejaron de escuchar detonaciones y de sentir el efecto de las lacrimógenas, hasta que llegaron las tres gandolas escoltadas por motocicletas de la Policía Militar de Colombia.

Sobre el Puente Simón Bolívar lanzaron bombas lacrimógenas, hubo heridos por piedras y perdigones, y personas asfixiadas y con fracturas en las piernas. Fue una contienda de más de 12 horas que impidió el ingreso a Venezuela de la ayuda humanitaria almacenada en Colombia
Personas resultaron afectadas por las bombas lacrimógenas

Sobre ellas habían al menos unas 200 personas, quienes llevaban flores blancas en sus manos y gritaban: “Libertad”, “Sí se puede”.

Al ingresar al lado colombiano del puente se detuvieron, y así permanecieron unas cuatro horas, tiempo durante el cual seguían llegando venezolanos; el puente estaba abarrotado de personas que querían pasar a Venezuela con la ayuda humanitaria.

Pero no ocurrió. El diputado Olivares no dio la orden de avance, porque debajo del puente había enfrentamientos entre manifestantes y GN, y sobre el puente seguía el cordón de seguridad.

Entretanto, a San Antonio del Táchira llegaban reportes de la presencia de civiles armados en las calles.

Los intentos de persuasión para lograr la entrada de la ayuda humanitaria no dieron fruto

Aunque la orden fue de retiro, los presentes no quisieron hacerlo y fue cerca de las 6:00 pm cuando el cantante Nacho se presentó en el lugar, se subió en un carro y le habló a los presentes, enviándoles el mensaje de Juan Guaidó de que se retiraran para no colocar en riesgo sus vidas.

“Estamos triunfando en nuestros objetivos, estamos enviándole un mensaje claro al mundo y es que no queremos más dictadura en Venezuela, es que queremos libertad (…) Jamás pueden entrar en estado de frustración y debemos mantener la lucha, pero no queremos que sean carne de cañón, no queremos ver a más ciudadanos caídos ni heridos. Hemos hecho lo suficiente por hoy”, destacó.

Deponer las armas

En medio de la espera, al menos ocho efectivos militares y dos de las Fuerzas Armadas Especiales (Faes) de la Policía Nacional depusieron las armas y se colocaron bajo resguardo de las autoridades del vecino país.

El funcionario William Camacho indicó que 80 % de los funcionarios de las Faes está en contra de Nicolás Maduro y 1 0% está conformado por colectivos que, a su parecer, ensuciaron la institución.

“Esto que sirva de inspiración para mis subalternos y para mis superiores, ya basta de tanta miseria que ha generado la revolución socialista, ya basta de ver a mi pueblo pasando trabajo, de uno mismo como empleado público pasar trabajo. No voy en contra de mi pueblo, voy a apoyarlo, para eso me juramenté, no para ser leal a unas personalidades”, expresó.

Debajo del puente se produjeron enfrentamientos

En medio de la entrega de los funcionarios, dos personas fueron golpeadas sobre el puente por ser presuntos colectivos. La Policía Militar colombiana los rescató y los llevó a resguardo con la cara y la cabeza bañadas de sangre.

Pasadas las 6:00 pm, las gandolas se retiraron del puente, pero los manifestantes se mantuvieron al menos 40 minutos más.

DÉJANOS TU COMENTARIO