23.4 C
Caracas
lunes, 4 julio, 2022

AUDIO | Al menos un niño muere a diario por desnutrición en el hospital de Veritas en Maracaibo

-

En el hospital de Veritas de Maracaibo están recluidos niños con desnutrición | Foto: Cortesía Gobernación de Zulia

Maracaibo.- Gisela tiene nueve meses y pesa cinco kilos. Desde hace una semana está internada en el hospital de Veritas. Su diagnóstico: desnutrición. Como Gisela hay otros seis niños en una de las dos salas de hospitalización del centro asistencial, ubicado en el centro de Maracaibo.

Gisela tiene tos, manchas en la piel y sus piernas y manos se hinchan. Llora poco y muy bajo. Su madre está asustada y la desconsuela la condición de la menor de sus cinco hijos. “Tengo miedo de que le vaya a pasar algo. No quiero que se muera”, dijo entre sollozos María González, nombre ficticio, al igual que el de su hija. Temen que al conocer su identidad haya represalias en su contra en el centro asistencial.
María pide a Dios que Gisela no corra la misma suerte de Elbanys Machado Ramírez, una niña de 18 meses que falleció este lunes en la noche por desnutrición. La menor tenía al menos dos semanas en el hospital y el 2 de julio le dio un paro respiratorio.
Elbanys ingresó en la lista de niños que mueren a diario en el hospital de Veritas. “Aquí se han muerto muchos por desnutrición”, aseguró una enfermera, que solo se limitó a confirmar el deceso de la niña, que vivía en el municipio Mara. El cuerpo aún no lo retiran y en la mañana de este martes 3 de julio permanece en el hospital. A través de la oficina de trabajo social se canalizó la urna y el traslado del cadáver.

Lea también: Policía de Barinas rescata a dos niñas en avanzado estado de desnutrición

María, cuya bebé tiene una semana hospitalizada, dijo que en los últimos siete días murieron seis niños por desnutrición. «Ahorita hay otro menor desnutrido que se llevaron a cuidados intensivos y está grave”. La madre de otro niño que estuvo internado 13 días por bronquitis, precisó que la cifra era mayor: “Yo conté nueve niños muertos hasta ayer (lunes), en los días que estuve aquí”.
El deceso de infantes por desnutrición no asombra ni al personal médico, asistencial o familiares que están en el hospital de Veritas, que a diario recibe niños con la misma condición y que como resultado obtienen el mismo diagnóstico.
“Aquí la mayoría de los niños que están hospitalizados tienen cuadro de desnutrición”, se limitó a asegurar una residente, que pidió el anonimato. Otra médico precisó que la mayoría de los bebés llegan al hospital con un grado de desnutrición severo, y un patrón que se repite es que no reciben lactancia materna.
María es una de ellas. Debido a que tuvo infección y problemas con el colon tras parir, no pudo amamantar a Gisela. Comprar fórmula láctea no es una opción para la mujer de la etnia wayú. “Mis otros hijos están bien, pero el problema es que a ella no le pude dar teta”.
Los niños reciben su leche y alimentación diaria en el hospital. “Aquí nos dan todos los teteros y la sopita. Algunas medicinas sí tenemos que comprar”, precisa María. Las madres de los pacientes desnutridos no cuentan con la asistencia social. Una mujer de 22 años, que pidió resguardar su identidad, está desde el domingo en el hospital de Veritas con su bebé de cinco meses y que apenas pesa 3,5 kilos. Aunque ella sí lo amamanta, no tiene agua para tomar y así producir más leche, según las recomendaciones de los pediatras. “Aquí no hay agua. Será que beba agua sucia, que es lo que hay”, denunció la muchacha, quien asegura que no cuenta ni con el apoyo de su familia.
Los casos de desnutrición aguda en niños menores de cinco años se duplicaron en el último año, según estimaciones de la nutricionista Susana Raffalli, especializada en emergencias humanitarias y asesora de Cáritas Venezuela. En entrevistas con NTN 24 el pasado 13 de junio, precisó que la cifra pasó de 8 % a 16 %. “Ya rebasa los umbrales que establece la Organización Mundial de la Salud para definir una crisis humanitaria”.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a