Alimenta la Solidaridad Lara sirve 2.100 platos diarios en vacaciones

En la mitad de los comedores preparan los alimentos con leña por falta de gas. Para reducir los daños ocasionados por el humo, hicieron fogones apartados de las mesas dispuestas para los niños y adultos mayores

242
Alimenta la Solidaridad tiene 22 comedores en los nueve municipios Lara que abren de lunes a viernes sin falta. Foto: cortesía Alimenta la Solidaridad Lara

Barquisimeto.- La red de comedores de Alimenta la Solidaridad mantiene sus puertas abiertas durante las vacaciones escolares en el estado Lara.

La organización, que tiene como norte combatir la desnutrición infantil, sirve 2.100 platos de lunes a viernes en 22 comunidades de escasos recursos de Barquisimeto, Cabudare y los siete municipios foráneos, comentó Daniel Antequera, coordinador de Alimenta la Solidaridad en Lara.

En la mitad de los comedores, señaló, preparan los alimentos con leña por falta de gas. Para reducir los daños ocasionados por el humo, hicieron fogones apartados de las mesas dispuestas para los niños y adultos mayores del programa.

En algunas semanas hasta 80% de los comedores preparan los alimentos con leña por la acentuada escasez de gas doméstico. Foto: cortesía Alimenta la Solidaridad Lara

Los voluntarios deben cocinar con dos o más horas de anticipación porque la cocción se demora más de lo habitual. La escasez de gas se acentuó en marzo, después del primer apagón general en el país.

“Hemos llegado al punto en el que 80% de los comedores están cocinando a leña. Todos tienen fogones a una distancia considerable para que el humo no perjudique a los niños”, precisó.

La única comida del día

“Alimenta la Solidaridad hace un esfuerzo importante con un equipo de voluntarios que trabajan ad honorem y con mucho amor por esta causa. Hoy un plato de comida que pueda estar dando cualquier organización es una oportunidad de vida”, dijo Antequera.

Indicó que se sobreponen a las dificultades para asegurar una comida balanceada a niños dejados atrás por la migración y quedaron al cuidado de abuelos, tíos, vecinos o que pertenecen a familias sin recursos para cubrir las necesidades alimentarias.

Más de 200 madres y padres son voluntarios activos de la organización y se encargan diariamente de preparar los almuerzos para 2.100 niños. Foto: cortesía Alimenta la Solidaridad Lara

“La jornada de alimentación empieza a las 11:30 de la mañana y desde las 9:30 de la mañana la mitad de los chamos está en los comedores esperando el único plato de comida que probarán en el día. En la lista de rezagados hay niños que caminan 45 minutos para llegar al comedor, porque es la única oportunidad que tienen para comer”, agregó. 

En el barrio La Paz y el Cono de Seguridad, al oeste de Barquisimeto, están los testimonios más duros de desnutrición, afirmó.

Formación y galletas que hacen bien

En Alimenta la Solidaridad los padres de 10% de los niños beneficiados son voluntarios de la organización y participan en Núcleos de Paz, programa de capacitación para formar dirigentes comunitarios en varios módulos entre los que se incluyen liderazgo, democracia y ciudadanía; servicios y políticas públicas; y debates y derechos humanos. En la parroquia Juan de Villegas, la más poblada de la entidad, tejen redes para formar a los voluntarios y vecinos. 


LEE TAMBIÉN: 


UN PAÍS NORMAL LLEGA A BARQUISIMETO A BENEFICIO DE ALIMENTA LA SOLIDARIDAD


Este mes, Alimenta la Solidaridad hizo el lanzamiento oficial de Sustento AS, “un proyecto que busca ofrecer productos hechos por las madres de los comedores para garantizar la sustentabilidad de la alimentación de sus hijos”.

En negocios aliados de Barquisimeto tendrán galletas a la venta y con las ganancias contribuyen con un plato de comida para los niños. La receta es de la repostera y bloguera guara Anaísa López, ahora radicada en España. En la cuenta de Instagram @alimentalasolidaridadlara encontrarán los locales donde están disponibles.

El programa social tiene dos centros de acopio habilitados para recaudar hojas blancas o de reciclaje para hacer cuadernos escolares que serán repartidos a los 2.100 niños en el próximo inicio de clases. En el edificio El Impulso y la sede de Caminos Verdes de la carrera 25 entre calles 14 y 15 reciben estos donativos.

DÉJANOS TU COMENTARIO