21.7 C
Caracas
lunes, 16 mayo, 2022

Agoniza museo El Palmar bajo el resguardo de la Unefm en Coro

-

Coro.- Luis Alfonso Bueno y Olga Elena Hidalgo de Curiel, albaceas testamentarios del coleccionista falconiano Alberto Henríquez, quien al fallecer legó todas sus obras y el edificio donde las mostraba, conocido como el Museo El Palmar, en Coro (Falcón), a la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (Unefm), se mostraron preocupados por el destino de más de 300 obras de arte al resguardo de esta casa de estudios superiores y el evidente deterioro que sufre el museo.

En el centenario del nacimiento de Alberto Henríquez —24 de agosto de 1919—, Luis Alfonso Bueno Loaiza, hijo del historiador Luis Alfonso Bueno, escribió en las redes sociales que aún no conocía que en Venezuela ningún coleccionista de obras de arte que hubiera donado un museo —incluido piezas y sede— al patrimonio público, sin ignorar, según mencionó, el mecenazgo de Miguel Otero Silva, quien para la apertura del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes en 1965 donó 82 pinturas, segregando 37 con destino al Museo Regional de Barcelona, ciudad donde naciera en 1908.


LEE TAMBIÉN: 

MISIÓN VENEZUELA BELLA SE OLVIDÓ DE LOS BARRIOS DE CORO


Explicó que Henríquez se dedicó a reunir creaciones artísticas de notables autores, cuadros que localizaba y adquiría con su peculio. En 1980 ya tenía una colección de importancia y decidió donarla a la Unefm, entonces naciente institución en la que la región falconiana veía perspectivas de integral progreso que era necesario saludar y fortalecer.

Alberto Henríquez, quien murió en Coro el 31 de mayo de 1990, al legar los referidos bienes en su testamento, sugirió pautas —sin mayores complicaciones— para conservar viviente y útil el museo objeto de su desprendimiento, por lo que nombró a Olga de Curiel y Luis Alfonso Bueno como sus albaceas, quienes se encargaron de cumplir sus deseos testamentarios.

Obras de arte forjadas en hierro, piedra, madera y pinturas fueron desalojadas poco a poco del Museo El Palmar, que se encuentra abandonado y cerrado al público. | FOTO: Gerardo López

Para Luis Alfonso Bueno Loaiza, «una secuela de interpretaciones a la libre, de errores, omisiones y excesos, vino a demostrar —inesperadamente— que la legataria en posesión de esas obras se ha portado con ineptitud y casi ha desairado el noble gesto de Henríquez en su cometido social y cultural”.

Recalcó que en la actualidad, la dispersión de obras ocultas en el seminario —que está siendo reclamado por la diócesis—, el empirismo museístico, la inaccesibilidad al público y otros ingredientes erráticos signan lo que debería ser mínima ejemplaridad académica y cívica, por no decir de corianismo de feliz dignidad, según su opinión.

Pidió a las actuales autoridades de la Unefm mostrar la atención debida al legado de Henríquez, solicitud que fue respaldada por Olga de Curiel, quien mencionó que las obras —de Hung, Soto, Reverón, Rengifo y Centeno Vallenilla— se encuentran embaladas y no dejan que nadie las vea y verifique el estado de las mismas.

Descuidado, sin puntura, sin vigilancia ni luz eléctrica se encuentra el museo en la actualidad | FOTO: Gerardo López

“Estamos proponiendo que, sabiendo que deben abandonar el seminario donde están recluidas más de 300 obras, puedan trasladarse al Museo Alberto Henríquez, ubicado en el Paseo Talavera de Coro, y sean mostradas a la colectividad falconiana”, mencionó.

Para el presidente de la Asociación de Profesores de la Unefm, Gerardo López, es lamentable el estado en el que se encuentra el Museo El Palmar, donde había unos murales hechos con piedra caliza que hoy están deteriorados en su totalidad, además del abandono de sus instalaciones, la basura que abunda en sus espacios y la falta de vigilancia, que hace temer que el hampa pudiera llevarse lo poco que queda. “Sabemos que las pinturas están en el seminario, muchas en mal estado desde que fueron donadas”, dijo.

Recordó que a comienzos de los años 90 hubo una gran polémica cuando Sofía Ímber intentó restaurar las obras y las llevaron al Maccsi, y tras el reclamo de varios artistas locales, Ímber las devolvió obras sin la debida restauración.

El Pitazo fue en busca de la rectora actual de la Unefm, Jougreidin Cerero, quien respondió que ciertamente estaba ya al tanto de la situación. Señaló que “estamos organizando un plan de trabajo y un sitio donde resguardar más de 300 obras que se encuentran intactas, porque ya fueron revisadas”.

Totalmente abandonado se encuentra el Museo El Palmar, legado de Alberto Henríquez donado a la Unefm

Acordó que también recibió el informe sobre el estado actual del Museo El Palmar, y expresó que la intención de las nuevas autoridades académicas es la de recuperar este espacio, donde inicialmente estaban las obras donadas, solo que por falta de presupuesto los trabajos de revisión y posterior plan para su recuperación podrían tardar un poco”.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a