26.8 C
Caracas
lunes, 30 noviembre, 2020

Acarigua | A punto de cierre hospital materno por falta de personal e insumos

Un grupo de enfermeros que protestó este viernes #20Nov, a las afuera de la institución, indicó que el ausentismo laboral se ha incrementado por el virus pandémico. Varios servicios han cerrado por la carencia de medicamentos e insumos

-

Acarigua.-  La inoperatividad de algunos servicios por la falta de insumos y de personal mantiene a punto de cierre al Hospital Materno Infantil «Dr. José Gregorio Hernández» del IVSS, ubicado en Acarigua, estado Portuguesa. Otras áreas importantes, como neonatología y la emergencia, funcionan con pocos enfermeros y médicos, y sin medicamentos.

La denuncia la hizo un grupo de enfermeros que este viernes protestó en la entrada de la institución, por las pésimas condiciones del centro de salud y la falta de respuesta de las autoridades, que conocen las carencias que allí se presentan porque han sido expuestas en reiteradas oportunidades por los trabajadores y también por usuarios.

De acuerdo con lo precisado por María Mendoza, licenciada en enfermería del centro asistencial, los servicios de laboratorio, banco de sangre y RX están prácticamente cerrados. En el primero no cuentan con reactivos y en los otros dos tampoco hay insumos y el personal es poco.

LEE TAMBIÉN

Trabajadores denuncian que el Hospital Periférico de Coche funciona a medias

«Todo el hospital materno infantil está prácticamente cerrado. En laboratorio no hay reactivos y es poco lo que se hace. En banco de sangre, los pacientes o sus familiares deben salir a comprar las bolsas de sangre, mientras que RX tampoco funciona porque no hay material ni personal», expresó la enfermera.

De acuerdo con lo expuesto, el poco personal que asiste, unos 15 profesionales, es el de enfermería. Un lote atiende a las parturientas y otro a los neonatos, las dos áreas con mayor demanda. «Siempre hay de 12 a 16 pacientes neonatales y hay que estar con ellos», expresó Mendoza.

- Advertisement -

El personal ha dejado de asistir a este hospital, según explicaron porque varios de ellos han presentado síntomas asociados al COVID-19, y otros no cuentan con el dinero para cubrir diariamente los gastos del traslado. Dijeron que los salarios no alcanzan ni para comer dos días, menos para pasaje.

Asimismo, precisó que la emergencia pediátrica también es concurrida, sin embargo, no se cuenta con los medicamentos para atender a los pequeños pacientes que acuden.

«No hay insumos y esto no es desde ahora, tenemos ocho meses de pandemia y no se le da respuesta al paciente porque no hay medicamentos y nos prohíben pedir, eso fue una orden de Caracas, así que la gente viene aquí y será a lo que Dios quiera, porque estamos trabajando con las uñas», aseveró.

LEE TAMBIÉN

Las pruebas rápidas para COVID- 19 cuestan hasta 40 dólares en Caracas

«En guerra y sin chaleco»

El pasado lunes 16 noviembre, el personal presentó ante la directiva un acta, en la que exponían su negativa a continuar asistiendo a la institución, hasta tanto no se les garantice los equipos de bioseguridad para protegerse de la pandemia.

«Estamos en una guerra y sin chaleco», dijo Pedro Catarí, también enfermero, para hacer referencia a que no les dotan ni de tapabocas.

«Tenemos miedo. Porque no hay equipos de bioseguridad para nosotros. Todos saben que hay médicos de esta institución que han muerto por el virus. No nos estamos negando a trabajar, estamos protegiendo nuestras vidas y la de nuestros familiares. Sin salud no podemos atender a los pacientes», expresó.

La protesta estuvo respaldada por Heriberto Delgado, vicepresidente del Colegio de Enfermeros de Acarigua-Araure, quien advirtió que la misma situación se viven en otros centros de salud pública de la región. «Las acciones de estos compañeros están amparadas en la Constitución Nacional, porque están defendiendo el derecho a la vida, y en la Ley del Trabajo, porque se trata de exigir mejores condiciones de trabajo».

LEE TAMBIÉN

Venezuela alcanza los 98.665 casos de COVID-19 y 860 fallecidos

También pacientes y familiares, como Edita Rojas, que cumple más de un mes en el materno infantil con su hijo hospitalizado, aseguraron que las denuncias sobre la falta de medicamentos y personal son reales.

«Mi hijo tiene más de un mes aquí, estuvo intubado pero ayer le quitaron eso, sin embargo, desde hace tres días no se le cumple el tratamiento cómo es por la falta de personal, no por medicamentos, porque yo he hecho todo el sacrificio y se los compro», explicó, asegurando que diariamente gasta entre 15 y 20 dólares por los insumos que deben conseguir para su niño, ya que en el hospital no hay.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado