27.8 C
Caracas
martes, 23 abril, 2024

Volver a Venezuela de turismo: esto dejó boquiabiertos a los migrantes

Es viernes y en El Pitazo compartimos contigo una selección de Guayabo. Hoy, la editora de nuestro boletín semanal, Mireya Tabuas, nos ofrece las otras cinco cosas que dejaron sorprendidos a los venezolanos que volvieron al terruño de vacaciones

-

Caracas. En esta nueva edición de Guayabo, el boletín de El Pitazo dirigido a la diáspora venezolana, la periodista Mireya Tabuas entregó la segunda parte de las respuestas que recibió de sus compatriotas migrantes a la pregunta: cómo ven a Venezuela cuando van de vacaciones.

Recuerda que en la edición anterior habló de las playas, la desigualdad, la cantidad de restaurantes y tiendas de lujo, los carros nuevos y la limpieza. Ahora, añadió otros cinco temas que surgieron de las respuestas de los migrantes venezolanos.

TPS para venezolanos en EE. UU.: ¿quiénes son elegibles para la protección?

Pero antes volvió a lanzar una advertencia a quienes viven en territorio venezolano: «Es importante que recuerden: es la visión de paisanos que, en algunos casos, tienen muchos años sin ir a Venezuela, por lo que es una mirada que no necesariamente coincide con la visión que tienen los que viven dentro», indicó Tabuas.

De inmediato, la editora de Guayabo pasó a enumerar las sorpresas que se llevaron los migrantes venezolanos durante sus días de vacaciones en su terruño.

6.- Turismo de primer nivel: muchos abrieron la boca con asombro ante la actual oferta turística. Consideran que se han renovado hoteles y posadas en Margarita, Morrocoy, Mochima y la costa central del país; cómo han surgido diferentes servicios que llevan con toda comodidad a los viajeros al Salto Ángel o Los Roques.

“Increíble la experiencia en Margarita, nada que envidiar a los hoteles todo incluido de otras islas caribeñas”, “Vi mucha gente joven trabajando en restaurantes y hoteles, me dio la impresión de que no está yendo a la universidad”, «El turismo es una burbuja, todo caro», fueron algunas de las respuestas de los venezolanos.

7.- Precios absurdos: para los venezolanos que vienen del extranjero, hay productos y servicios extremadamente baratos en relación con otros países y otros absurdamente caros.

“¡Los precios de los libros venezolanos son insólitos! A pesar de que son ediciones muy sencillas, pueden costar más de 30 dólares, que es mucho más de lo que se paga en otros países», “La cerveza es una locura, barata en comparación con Estados Unidos, los licores en general, pero me comí un sushi por 40 dólares”, respondieron los migrantes que regresaron de vacaciones.

Migrante venezolano baleado en EE. UU. espera ayuda para volver a caminar

8.- Falta de servicios: algunos venezolanos no dejan de sorprenderse de que continúen los serios problemas de luz y agua, similares e incluso peores a los que había cuando emigraron. Otros, en cambio, piensan que en Caracas hay menos problemas con la luz.

“El que tiene un tanque en su casa, planta de energía, Internet de compañías nuevas y costosas, está bien, pero es una minoría”, “En los pueblos de la costa de occidente, la gente vive obsesionada por conseguir unos pocos litros de gasolina. No llega el agua corriente, hay cortes de luz constantes, la ruta está abandonada”, le dijeron los venezolanos a la editora de Guayabo.

  1. Abastecimiento y comercio: a muchos migrantes venezolanos les resulta también sorprendente la cantidad de productos que se vende en supermercados, farmacias y abastos, que destronó a los famosos bodegones.

“El problema de la gasolina es tétrico, un país petrolero que no abastece”, “Lo que más me impresionó es que consigues más productos importados que en México”, indicaron otros venezolanos a Tabuas.

10. La gente: es lo que más comentaron a la editora de Guayabo, lo que se les queda en el alma a los migrantes venezolanos cuando viajan a su país. “Yo me vine feliz de abrazar a los míos y de recorrerla un poco, dar y recibir algo de alegría, entendiendo que la pobreza es parte del paisaje venezolano y que nuestra gente siempre tiene una sonrisa, un chiste, un chalequeo para alegrar el día”, respondió un migrante venezolano de paseo por su país.

“En el país puede estar pasando lo que sea, pero la gente te llena de cariño inmenso”, “Tenía 7 años sin ir, ver a mi mamá, a mi hermano pequeño, primos, tíos, es el aliciente de este viaje”, indicaron otros compatriotas.

Comparte este Guayabo

La editora de Guayabo, Mireya Tabuas, recuerda que el boletín de El Pitazo dirigido a la diáspora venezolana lo construimos entre todos. Así, invita a escribirle al email [email protected] si quieres que se publique algo que te parece importante.

Y si quedaste con ganas de más Guayabo, comparte nuestro boletín a través de este enlace; y si te llegó y no estás suscrito, haz clic aquí.

¡Síguelos en Instagram y hasta el próximo Guayabo!

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a