24.9 C
Caracas
domingo, 5 febrero, 2023

¿Vivir y trabajar sin visa? Bienvenidos a Spitsbergen

En el archipiélago ártico de Spitsbergen vive gente procedente de más de 50 países. Pero la vida en el gélido norte es dura, pues no existe una red de ayudas sociales para los inmigrantes

-

A pesar de los meses de oscuridad en invierno, Spitsbergen atrae a muchas personas. Para algunos inmigrantes, el aliciente es un trabajo bien remunerado en un lugar aislado; para otros, la impresionante naturaleza.

Se trata de la mayor de las islas del archipiélago de Svalbard, situada en la confluencia entre el océano Ártico, el mar de Barents y el mar de Groenlandia.

Las venezolanas que llevan la profesión por dentro en Uruguay, España y EE. UU

El filipino Efren Regato es uno de los que ha elegido vivir en los confines de Europa. Es empleado de limpieza. Tiene asumidos el frío glacial y que el día a día de sus hijos en Longyearbyen sea bastante monótono.

Pero el poder trabajar sin visa en Spitsbergen tiene, además, otro inconveniente: cualquiera puede venir aquí, pero no hay ayudas sociales en las que ampararse. En principio, todo el que venga debe poder mantenerse a sí mismo. De lo contrario, debe abandonar la isla.

Nuevo comienzo en el Ártico

Para la belga Élise Thil y su marido francés Loup Supéry, el sueño de un nuevo comienzo en el Ártico estuvo a punto de hacerse añicos. La crisis del coronavirus trastocó sus planes por completo.

Sin el turismo, no pudieron ganar dinero como guías turísticos durante meses. Ahora, por fin, están volviendo los turistas. Y con ellos, la esperanza de tiempos mejores. También el empresario turístico alemán Christian Bruttel depende de los visitantes. Era maestro en el sur de Alemania, hasta que descubrió su fascinación por el Ártico.

Mery Méndez: larga travesía para abrazar a sus hijos en Ecuador y Chile

Ahora está preparando su próxima excursión allí. Sus clientes han reservado un viaje muy especial: quieren acampar en la nieve y el hielo, lejos de la civilización. En esta aventura, en la naturaleza salvaje, no deben faltar todas las precauciones, pues los habitantes comparten la isla con cientos de osos polares.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a