160 venezolanos varados en Colombia gritan socorro

Marilyn Guanipa se quedó varada en Colombia desde hace más de cinco meses. Cuenta que eran 400 venezolanos con boletos aéreos en mano; pero muchos, empujados por la desesperación, han buscado diferentes salidas: viajar a otros países donde tienen un familiar y conseguir abordar un vuelo de repatriación o, aún más temerario, irse hasta la frontera de Arauca o Cúcuta con Venezuela para cruzar a pie cada tanto por los pasos fronterizos autorizados

922
Venezolana dice que la desesperación ha impulsado a muchos a cruzar la frontera a pie con el riesgo que puede conllevar. Foto EFE

Caracas. Han llegado a cuentagotas desde Argentina y México. Incluso desde España. Sin embargo, los venezolanos varados en Colombia siguen sin poder regresar por vía aérea a su país. Y están aquí. Al ladito.

Lo sabe muy bien Marilyn Guanipa, venezolana atrapada en Bogotá desde la suspensión de los vuelos comerciales y el cierre de la frontera aérea en marzo. Llegó a la capital colombiana el 11 de marzo para renovar su visa americana. Tenía previsto permanecer solo 10 días. Pero el 13 de marzo la embajada de Estados Unidos le informó que la cita había sido cancelada luego de la declaración de la emergencia sanitaria por el COVID-19 en Colombia.

LEE TAMBIÉN

La angustiosa espera de una octogenaria venezolana varada en Argentina

Desde entonces, Marilyn, con su boleto aéreo en mano, se encuentra a la espera de un vuelo que la regrese a su país, al igual que otros 160 venezolanos varados en Colombia, según el último registro realizado por ellos mismos. La mayoría está en Bogotá; otros en Medellín y Barranquilla.

¿Por qué se les ha hecho tan difícil regresar a Venezuela, si se encuentran tan cerca? “Porque no hay voluntad política, ni humanidad ni empatía de parte del gobierno de Nicolás Maduro”, expresa Marilyn a El Pitazo.

Entre el acoso y la desesperación

Cuenta que comenzaron siendo 400 venezolanos atrapados en suelo colombiano, pero muchos, empujados por la desesperación, han buscado diferentes salidas: viajar a otros países donde tienen un familiar y conseguir abordar un vuelo de repatriación o, aún más temerario, irse hasta la frontera de Arauca o Cúcuta con Venezuela para engrosar la lista de compatriotas que intentan cruzar a pie cada tanto por los pasos fronterizos autorizados.

Señala que a finales de mayo salió en autobús un grupo de venezolanos que demoró entre 30 y 45 días en llegar a sus hogares.

“Una compañera contó que sufrió acoso sexual en un refugio en la frontera de Arauca con Venezuela. No recomendó esa vía. Incluso, tuvo que hacerse ‘pareja’ de un compañero para que la dejaran en paz”, narra Marilyn.

LEE TAMBIÉN

Agencias de viaje ofrecen ingreso a Venezuela sin cumplir cuarentena

Considera que el gobierno de Nicolás Maduro puede autorizar el ingreso de vuelos de Laser, Avior y Wingo, aerolíneas que cubrían la ruta Caracas-Bogotá antes de la pandemia y que en abril y julio solicitaron la autorización de la Cancillería venezolana para trasladar a un grupo de pasajeros. Sin embargo, indica que la respuesta sigue sin llegar.

“Colombia no tiene problema en dejarnos salir. De hecho, teníamos los permisos del lado colombiano, pero sin la autorización de Venezuela no nos dejan salir”, apunta.

Marilyn teme por la suerte de los compatriotas de la tercera edad que han visto desmejorar su salud al cabo de más de cinco meses en territorio colombiano contra su voluntad, así como de otras mujeres con niños todavía pequeños.

“Ya es hora de que nos permitan regresar a nuestro país. Hemos enviado infinidad de cartas a todos los organismos e instituciones públicas en Venezuela, sin recibir respuesta. Estamos de manos atadas por las malas relaciones entre los dos gobiernos aún habiendo varados colombianos en Venezuela”, se lamenta la venezolana.

View this post on Instagram

Continuación 2-2

A post shared by VenezolanosVaradosEnColombia (@venezolanosvaradosencolombia) on

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.