Venezolanos se convierten en las nuevas víctimas de los coyotes para llegar a EE. UU.

Saltando el muro fronterizo, cruzando el río Bravo o atravesando el desierto de Arizona, un conjunto de migrantes forzosos venezolanos enciende las alarmas sobre el riesgo que supone cruzar la frontera entre México y Estados Unidos en busca de mejores oportunidades

1655
Venezolanos saltan el muro fronterizo que separa México de Estados Unidos. Foto referencial CNN

Caracas. Los venezolanos son las nuevas víctimas de los llamados coyotes o traficantes de inmigrantes sin documentos que, desde México, quieren alcanzar Estados Unidos para pasar la página del hambre y la falta de oportunidades en su país, a juzgar por diferentes hechos que involucran a compatriotas.

Uno de los más recientes se conoció el 23 de abril, cuando una cámara de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) registró el momento en el que una venezolana de 32 años saltaba junto con sus dos hijos, una niña de 2 años y un niño de 6, un tramo del muro fronterizo que separa a México de Estados Unidos.

LEE TAMBIEN

Venezolanos en EE. UU.: ¿dónde vacunarse contra el COVID-19 si no son residentes?

Las autoridades fronterizas aseguraron que los traficantes de humanos pusieron en peligro las vidas de los indocumentados al hacerles cruzar con una cuerda esa sección de la valla metálica de nueve metros de altura. La madre venezolana iba acompañada de otros dos adultos, un hombre de 28 años y otro de 31, ambos también venezolanos, sin parentesco con ella.

En un intento desesperado por alcanzar el sueño americano, algunos venezolanos también han cruzado el río Bravo, que discurre por el sur de Estados Unidos y norte de México. Uno de los hechos, sucedió el 17 de febrero de este año y se convirtió en noticia quizá por su trágico desenlace: la venezolana Mariela Aguilar Rodríguez, de 53 años, quedó atrapada entre las corrientes de agua fría, que registraban -1 grado centígrado, hasta perder la vida.

También por el desierto que comprende parte de California, Arizona y los estados mexicanos de Baja California y Sonora se han aventurado los venezolanos para llegar a Estados Unidos. Del episodio también se hizo eco la prensa internacional el 26 de abril. 87 compatriotas fueron rescatados, después de perderse en el desierto de Arizona, por funcionarios de la patrulla fronteriza.

LEE TAMBIEN

Estatuto de Protección para venezolanos en Colombia: ¿cómo registrarse?

Uno de los venezolanos logró realizar una llamada de emergencia al 911. La información fue remitida a las autoridades de Sonora (C5i), quienes lograron ubicar al grupo mediante el sistema de geolocalización Carbyne.

Deportados que quieren regresar

Human Rights Watch denunció en marzo de este año que casi 1.600 venezolanos aún tenían casos activos de asilo en Estados Unidos y representaban apenas una pequeña parte de los cientos de miles de migrantes que habían sido deportados al país azteca por el gobierno de Donald Trump en los dos últimos años.

Por ahora, miles de migrantes, entre los que hay un número récord de menores no acompañados, siguen llegando a la frontera de Estados Unidos cada semana, reportó CNN el 4 de mayo. Se trata de un aumento en el número de migrantes, añade la nota, que ha sobrepasado la capacidad de respuesta del sistema de inmigración estadounidense, que arrastra problemas no resueltos, como tribunales de asilo sobrecargados e instalaciones mal equipadas para albergar a niños.

Sin datos suficientes para cuantificar el número exacto de migrantes que utilizan los servicios de los traficantes para realizar el viaje a la frontera de Estados Unidos, lo cierto es que, afirmaron expertos a CNN, muchos han utilizado a un traficante o coyote durante al menos una parte de su viaje.

Son servicios que «pueden variar desde un viaje en taxi entre ciudades hasta un servicio ‘todo incluido’ que lleva a los migrantes de principio a fin», destaca la nota del medio estadounidense, que refiere el pago de hasta 2.000 dólares a cárteles que operan con una impunidad casi total para cruzar la frontera.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.